Destacado

“No se debe secuestrar con política un hecho absolutamente científico como la vacunación”

Politikafé: Vacunación en Venezuela ¿un tema político o humanitario?

Sofía Torres

El presidente de la Academia Nacional de Medicina, doctor Enrique López Loyo, aseguró en el foro en línea, Politikafé, organizado por el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, que lo importante no es el anuncio vinculado  a la adquisición de vacunas contra la covid-19, sino la implementación inmediata de un plan de inmunización nacional.

En panel del evento estuvo integrado también por el doctor Julio Castro, médico internista infectólogo y representante de la Comisión Delegada ante la Mesa Técnica Nacional de Vacunación, y el doctor José Félix Oletta, exministro de Salud y miembro de la Sociedad Venezolana de Salud Pública

López Loyo destacó la necesidad de un acuerdo real y efectivo entre los factores políticos del país, puesto que de por medio está la vida de muchísimos venezolanos. Sostuvo que cuando “una parcialidad sale como vencedora al  anunciar una posibilidad de gestionar vacunas y otra parcialidad lo percibe como un triunfo”, se genera una diatriba que pone en peligro la estructuración de un programa serio de inmunización. “No se debe secuestrar con la política, un hecho que es absolutamente científico y médico”. 

Precisó que “la obtención de formulaciones de vacunas, hasta este momento, no cubre aproximadamente el 1% del requerimiento” y advierte que habrá más casos de contagios  y más fallecimientos, de allí el carácter perentorio de un programa real de vacunación; no basta-dijo- con afirmar que ya se tienen las vacunas contratadas, tienen que llegar.

A partir de allí, explicó el médico, se debe apuntar a la inmunización de los los grupos elegibles, “para poder observar esa imagen en el espejo que estamos viendo en los Estados Unidos con una proporción importante de vacunas, asociadas a una disminución de la mortalidad”. 

López Loyo, sostuvo que en la Academia Nacional de Medicina han escogido la opción de “aleccionar al gobierno y a la población a través de boletines progresivos que apuntan a que la vacunación en Venezuela debe estar basada en el uso de formulaciones que estén internacionalmente validadas, y al análisis de esas “candidatas a vacunas” que se están proponiendo desde Cuba, que aún no tienen la fundamentación documentada desde los científico y son “candidatas” porque están en proceso de investigación y no deben dar una falsa expectativa a la población. 

Una cruzada nacional

“Si bien la vacunación es la mejor noticia del año 2021, el control de la pandemia va a tardar largos meses, en particular en nuestro caso donde la disponibilidad de las vacunas no va a la velocidad y la eficacia que tienen en países como Europa o Estados Unidos”.

Así lo expuso  el doctor Julio Castro,  quien insistió que nuestro armamento en este momento sigue siendo la protección y tenemos que transitar progresivamente en el camino de la inmunización, que debe derivar en una campaña de vacunación que tiene que convertirse, a su vez, en una cruzada nacional para poder transitar hacia una “pseudo-normalidad”. 

Recalcó que Venezuela ha procedido muy mal en los últimos 10 años y que ha habido un repunte de malaria, sarampión y difteria. “Se ponen de 3 a 4.5 millones de vacunas al año, a los niños que están en el plan de inmunización. Venezuela tendría que pasar de esa escala a 24 millones de vacunas. en seis meses: los 4 millones de vacunas de inmunización que no puede dejar de poner,  más las 20 millones de vacunas del COVID-19. La sola escala, da una idea numérica de lo que implica el escalón logístico, fundamentalmente para el Ministerio de Salud”.

Doble emergencia

Por su  parte, el doctor José Félix Oletta expresó que el régimen no ha reconocido la situación de emergencia compleja que vive el país,  pero organizaciones como Naciones Unidas y su oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, OCHA,  han establecido programas, perfectamente identificables, de múltiples acciones a partir del año 2019. 

Oletta se refirió a la capacidad de respuesta de Venezuela frente a la epidemia, capacidad que fue evaluada en  2019, en diversas fases: prevención, detección, sistema de información y toma de decisión. De 195 países examinados, se alcanzó la posición 177, puntualizó.  

Agregó que otras organizaciones internacionales han podido determinar que Venezuela tiene el más bajo índice de atención en salud, tanto en atención médica como en asistencia sanitaria, y a ello, se suma “una altísima mortalidad de atención de salud por mala calidad de los servicios, así que estamos, en el continente, en la peor circunstancia para atender la pandemia”.

Detalló que en el año 2020, tanto Yemen, Siria, Sudán del Sur y Venezuela estaban categorizados como países con doble emergencia; la emergencia de la pandemia propiamente y la emergencia sostenida por las fallas de su sistema de salud.

Para ver la sesión completa del foro, ingrese aquí:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s