Destacado

La invasión rusa: el inicio de los nuevos centros del poder

Tomada de El País Uruguay

Ana Rodríguez Brazón

El final de la Guerra Fría y la caída del Muro de Berlín representaron la finalización de ese mundo bipolar enfrentado ideológicamente: capitalismo estadounidense frente al comunismo ruso. Aunque las asperezas quedaron ahí, la agenda se fue transformando dando paso al mundo que existe hoy pero que acaba de sacudirse con la invasión rusa a Ucrania. Se estaría frente a un nuevo orden policéntrico. 

Jonathan Benavides, politólogo, profesor de la Universidad Central de Venezuela, analista de política internacional especializado en geopolítica de Rusia, Europa Oriental y Medio Oriente, conversó con Politika Ucab sobre cómo esta crisis en el viejo continente pareciera abrirle la puerta a un despertar de la Unión Europea y a la aparición de nuevos centros de poder.

“Para mí sería un mundo policéntrico”, dice Benavides, quien considera que no se verá una conformación de bloques definidos típicos de la Guerra Fría sino por el contrario “centros de poder de acuerdo a los intereses nacionales de cada uno de los estados”. 

Para el profesor universitario, ese proceso ya ha comenzado y se están definiendo muy bien. Por un lado Estados Unidos (EE.UU) , por otro una Europa liderada por Alemania y Francia. En otros dos centros estarían Rusia y China.

-Al ser un mundo policéntrico lo que se van a conformar son alianzas específicas y oportunas de acuerdo a los intereses. Es indudable por ejemplo que EE.UU tiene su mirada centrada en Asia Pacífico porque su principal competencia en este momento es China, competencia  que crearon ellos mismos en los 90 porque los mismos Clinton le dieron el impulso.

Por otra parte- hace hincapié Benavides- Rusia y China conforman sus asociaciones. Vladimir Putin ha ido constituyendo mecanismos de cooperación con los espacios postsoviéticos “como ha sido la organización de cooperación y defensa mutua”.

China no se ha quedado atrás y agrupa a sus aliados formando lazos con Pakistán, por ejemplo. “Ha penetrado en África por el mercado energético y no dejemos atrás a América Latina. Sin embargo, los intereses económicos de China están en Europa y por eso vemos la prudencia China en el conflicto de Ucrania”.

¿Rusia  es la promotora de este nuevo orden?

Desde la llegada de Vladimir Putin al poder, uno de los elementos básicos del discurso diplomático ha sido el de construir un orden mundial multipolar, aunque lo que estamos viendo es que se podría estar conformando un mundo policéntrico , esto por la percepción de la década de los noventa una vez terminada la guerra fría , se pensó que habíamos entrado en una etapa de un nuevo orden mundial, pero lo que imperaba era la unipolaridad de Estados Unidos como gran hegemón, que no deja de ser cierto, Estados Unidos es la única potencia que puede movilizar tropas en muy corto tiempo a cualquier rincón del planeta. 

¿Cómo puede ser Rusia una amenaza para EE.UU. desde sus alianzas en América Latina?

Más allá de Cuba, Nicaragua y Venezuela, porque vimos la visita del presidente Alberto Fernández a Moscú anunciando que Argentina se convertiría a partir de ahora en la puerta de Rusia a América Latina , eso es más discurso que otra cosa.

Rusia hace estos movimientos para molestar a EE.UU. porque a su vez EE.UU  también los ha molestado a ellos en la década de los 90 tocando al centro de Asia, la Europa Oriental , particularmente con las asociaciones petroleras que habían establecido las grandes compañías norteamericanas con estos países que en alguna época fueron parte de la Unión Soviética.

Rusia parece tener múltiples facetas, ha servido como mediador en procesos importantes de sus vecinos, pero además es quien surte de gas y otros recursos a una buena parte de los países europeos y ahora invade a Ucrania sin más, ¿Se puede decir que es una Rusia indetenible?

 Ante esta interrogante, el profesor Benavides cree que hay un contraste. Por un lado, son ciertas las variables mencionadas. “Rusia es una potencia militar”- dice- y recuerda que además tiene el arsenal nuclear “más grande del planeta” con medio millar de ojivas nucleares. Efectivamente tiene un ejército poderoso que ha entrado en proceso de modernización desde 2001, pero hay limitantes, pues no tiene acceso a tecnología que esté a la par de Europa y Estados Unidos. 

Puede actuar como está actuando en Ucrania, en el Cáucaso, en Georgia, pero más allá se le imposibilita porque no tiene la capacidad logística de desplazar tropas y mantenerlas, esto haciendo referencia también a las bases que habría en Venezuela, Nicaragua y Cuba.  Esta Rusia no es la Unión Soviética, no va a cambiar intereses ideológicos por intereses económicos. 

Para hacer lo de Ucrania, Rusia viene acumulando unas reservas estimadas en 600 mil millones de dólares en oro. EE.UU no necesita hacer eso, simplemente emite la moneda de curso con la que se maneja el mundo.

El aliento para la UE

No es un secreto que el Brexit dejó a la Unión Europea (UE) bastante debilitada, además que el manejo de la pandemia fue cuestionable, ahora con la crisis ucraniana pareciera que se está dando la oportunidad para consolidar esta agrupación, no solo por el apoyo enviado al presidente Volodímir Zelenski, sino por la posible anexión de ese país a la UE. Y así lo cree también el profesor Benavides.

 “La UE en los últimos años se ha presentado como un ente casi inútil, el Brexit lo demostró.  Pero eso generó una crisis a la propia UE. El movimiento que Rusia  dio, vino a consolidar la Unión y ha ido haciendo que el engranaje se reactive porque es prever a futuro”.

¿Cómo quedaría Venezuela en este tablero?

Venezuela no es un elemento de peso. Ya no representamos aquel punto mediano de interés cuando la política exterior venezolana  era coherente. Hoy básicamente contamos con una diplomacia discursiva  que simplemente por llevar la contraria a los Estados Unidos, vemos que el gobierno le brinda apoyo a un movimiento imperialista : la invasión de Rusia a Ucrania , porque necesita el apoyo de un grande , que no pasa de ser un apoyo moral”. 

Aún no ha transcurrido un mes del inicio de la invasión rusa y los especialistas siguen manejando múltiples escenarios, todos variables. Pero, hasta el momento, lo que sí ve claro el profesor Benavides es que estos nuevos centros de poder también reactivan los engranajes necesarios para establecer prioridades de la política internacional y visualizar escenarios, redefinir intereses y enrumbarse a un nuevo orden mundial.

Categorías:Destacado, Entrevistas

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s