Opinión y análisis

Editorial PolitiKa UCAB N° 27 / 12 de Junio de 2014

PDF    compartir   

 

edit

¿Las Venezuelas?

 

“Cuando el árbol pierde las hojas,

se ven los nidos”

Anónimo

En estos tiempos de polarización, cuando se lee “dos Venezuelas” inexorablemente pensamos en oficialistas y opositores. Pareciera que en el país no existe otra forma de clasificarnos sino por nuestra simpatía o antipatía por el régimen. Sin duda alguna, este reduccionismo ha sido una obra magistral para mantenernos en una batalla constante entre rojos y azules, pues revuelto el río, ganancia de pescadores.

Sin embargo, podemos darle otra interpretación a este uso del plural para llamar a este país que tanto nos mortifica, señal inequívoca de un amor profundo, porque sólo nos mortifica lo que nos importa. Esa interpretación es: la de aquella Venezuela que está haciendo cosas para construir el país, aquella que resucita cada día de los escombros que genera un régimen que no sabemos a dónde nos lleva, y esa otra Venezuela que se aferra al volante, sin importarle que vamos con los cauchos vacíos rumbo al precipicio. Estoy seguro que en ambos lados hay oficialistas y opositores, pues ni lo bueno que tenemos es exclusividad de unos, ni lo malo es de los otros.

Ojalá podamos superar la polarización, pero si no se logra, por lo menos que no sea una polarización en torno a un régimen, que al fin y al cabo es transitorio, como todos los regímenes en la historia, sino en torno, por un lado a trabajar para construir un mejor país en democracia o, por el otro, a aprovecharse de los demás para proteger el efímero espejismo de la riqueza o el poder individual, dentro de un país que se cae a pedazos. En esa otra “polarización” seguramente contaremos con estadísticas distintas, pues somos más los que construimos el país, sean opositores u oficialistas, y menos los que van incendiando todo a su paso, claro estos últimos, aunque menos, generan una humareda asfixiante. Nos daremos cuenta que tal polarización no es más que una trampa del poder.

Actualmente en el país hay cientos de iniciativas interesantes, constructivas, diversas, luchadoras que, desde posiciones más o menos de izquierda, más o menos de derecha, o sin posición política, trabajan incansablemente sorteando todas las trabas del régimen para construir una Venezuela mejor. A los constructores del país, de uno o de otro bando político, el humo de los incendiarios, nos distrae, nos espanta, o simplemente ciega la visión, pero no por eso nos quita el ímpetu de seguir construyendo.

Traigo hoy esta reflexión, porque PolitiKa Ucab, esta revista electrónica que cada semana invita a pensar en el país, llegó a su primer aniversario. Un año abordando temas que además de difíciles, muchas veces se hacen dolorosos, otras esperanzadores, pero siempre temas que están en nuestra preocupación cotidiana, cuando nos preguntamos ¿para dónde va este país?

En una mirada retrospectiva de este año de trabajo, pensamos: ¡estamos haciendo cosas por el país! Por supuesto que hay mucho que mejorar, mucho que crecer, porque un año es un año, no son muchos años, sin embargo, allí estamos, apostando por la democracia, por la libertad, por la justicia, por la diversidad, por la institucionalidad, contra viento y marea. Y lo más interesante de esta reflexión, a propósito del primer año de nuestra revista, es que, con la mayor humildad, sabemos que no somos los únicos que estamos en esta apuesta por el país. Hay cientos de iniciativas, unas más conocidas que otras, unas de carácter nacional, otras mucho más locales, pero cientos de iniciativas que laten bajo un país que se percibe desbastado.

Desde esta óptica, tenemos que hacer algo que en estos difíciles tiempos muchas veces se nos pasa por alto: agradecer. Agradecer no sólo a instituciones, individualidades, escritores, técnicos, todo el equipo que trabaja para la revista, a quienes nos leen, nos siguen, y pare usted de contar; sino agradecer a este país que resiste en este duro invierno de la democracia venezolana, pero que late, que rebosa de vida esperando la primavera o, como dice aquella canción de Chico Buarque, “guardándonos para cuando llegue el carnaval”

En la edición de esta semana Carlos Romero, en su columna Debate Ciudadano, nos ofrece un artículo interesante e importante: “El desempleo juvenil, un tema sin respuesta”, en él aborda, desde el contexto internacional hasta el local el problema del desempleo juvenil, aportándonos cifras y perspectivas sorprendentes; además mostrándonos cómo este régimen no sólo no cumple con este tema fundamental mirando al futuro, sino que son precisamente los jóvenes aquellos a quienes más reprime.

Por otro lado, Benigno Alarcón, en su columna El Faro, nos explica mucho más acerca de esa necesidad imperante de reprimir que tiene el régimen para mantener sus cuotas de poder. El espejo roto y la fórmula propaganda-represión” es el título de su artículo de esta semana, donde además plantea algunas tendencias peligrosas que se vislumbran en las políticas del gobierno.

Nuevamente el Profesor Pedro González Caro, pone en blanco y negro el problema de las políticas de seguridad de los ciudadanos por las que parece apostar el régimen, especialmente aquellas dirigidas a proteger la libertad de expresión y de privacidad. En su artículo titulado “Orden más contraorden igual desorden”, González Caro se pregunta “¿quién podría señalar a Venezuela por proteger a un ciudadano que ha revelado la verdad y que ha puesto en evidencia a un estado que abusa de su poder para espiar a sus ciudadanos, acusándolos de peligrosos traidores para el Gobierno, en nombre de la estabilidad de las instituciones y de la democracia?”

En nuestra sección Recomendados les ofrecemos dos interesantes opciones: en Documentos, los invitamos a revisar el el informe “Venezuela 2014: Protestas y derechos humanos” publicado este mes por PROVEA. En la sección Cine y TV, les recomendamos que vean el documental  “La Plaza de Tiananmen”, con motivo de recordarse la pasada semana los 25 años de aquel importante evento, que además tiene mucho que decirnos en este momento.

Finalmente, queremos informarles que la semana entrante PolitiKa Ucab dejará de estar en línea momentáneamente (desde el miércoles 18 hasta el miércoles 25 de junio) pues estaremos realizando cambios en nuestro diseño que esperamos sean de su agrado. Nuestro próximo número será en quince días, es decir el jueves 26 de junio.

No hay “dos Venezuelas”, hay miles de Venezuelas, diversas, ricas, buscando salidas, queriendo construir un solo país, ese donde entremos todos, donde nos logremos reconciliar en torno a principios fundamentales como la democracia, la libertad, la justicia, la vida digna, la paz, el trabajo… Hay muchos trabajando por ello, tal vez hoy no son los que más “suenan” pero “cuando el árbol pierda las hojas, se verán los nidos”.

Gustavo L. Moreno V.

Editor PolitiKaUcab
Centro de Estudios Políticos
Universidad Católica Andrés Bello
glmorenocep@gmail.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s