Opinión y análisis

Editorial PolitiKa UCAB N° 22 / 8 de mayo de 2014

PDF    compartir   

Presentación1

Estudiantes solos…

“Conozco tu conducta: no eres ni frío ni caliente. Ojalá fueras frío o caliente! Ahora bien, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, voy a vomitarte de mi boca.” (Apocalipsis cap.3, vers. 15-16)

El régimen no deja de asombrarnos con su capacidad de represión. Esta semana nuevamente los estudiantes fueron víctimas de esta violencia. En este momento el sentimiento de rechazo por el ataque y desmantelamiento de los campamentos de estudiantes, con toda la violencia y saña que el gobierno ha ejercido, es profundo, es indignante. Y a esto se suma la violencia en las principales universidades del país, los incendios, saqueos, robos, etc. Pero frente a este panorama, lo que más nos indigna es el silencio de quienes no están del lado del gobierno y supuestamente representan a esa mitad del país que se opone a este proyecto político que el gobierno nos pretende imponer sin el menor escrúpulo.

Amanece hoy 8 de mayo, después de una larga noche para quienes se esfuerzan por defender el futuro del país, como si nada hubiera pasado. La gente camina en el centro, hace las colas de costumbre, busca la Harina Pan de cada día, el Mazeite de cada día, como si anoche nada pasara. Más de 200 estudiantes detenidos en la madrugada no parece desvelar tanto como la escasez, o como los juegos de poder para quienes ejercen hoy un papel de toma de decisiones en la oposición. Lo cierto es que, por unas razones o por otras, pareciera que el “dilema del prisionero” del que nos ha venido alertando Benigno Alarcón, finalmente ha sido impuesto por el gobierno. Por otro lado, el distraernos en inmensas colas para satisfacer nuestras necesidades básicas, el haber hecho que hasta lo más elemental se convierta en una cruzada, también va teniendo sus logros: la indiferencia ante lo importante.

Los estudiantes, tal vez por su propia naturaleza, son quienes parecen darse cuenta de lo que está hoy en juego: la democracia y las libertades. Los estudiantes son quienes tienen claro que acá no se está negociando por un cargo en un futuro gobierno, o por un paquete de Harina Pan, o de azúcar. El problema es otro. El problema es que estamos ya entrados en un régimen totalitario. Y así nos los plantea esta semana Mercedes Martelo en su columna Perspectiva 3.0. Su artículo, “La tentación totalitaria toca a nuestra puerta cada día” es un extraordinario trabajo, claro y documentado, sobre lo que han sido los totalitarismos, una breve perspectiva de sus orígenes y características, así como las señales de que hoy Venezuela vive bajo un régimen totalitario. Sin embargo, la misma Martelo nos advierte que “la vida libre busca siempre su camino, querámoslo o no, aceptémoslo o no”, y esta búsqueda está hoy representada de la manera más legítima posible, en nuestros estudiantes.

Por otro lado, Héctor Briceño en su columna semanal Posmonición Política, nos plantea que más que hablar de totalitarismo, estamos frente a un régimen tal vez más peligroso: un régimen híbrido, es decir “sistemas políticos nuevos que logran fusionar en su interior mecanismos democráticos y autoritarios”. Su artículo titulado “Ni lo uno ni lo otro: híbrido”, es una explicación de cómo funcionan estos regímenes y cómo son las prácticas democráticas, las que terminan desenmascarando su fondo autoritario. Así pues, son los estudiantes grandes protagonistas de la lucha democrática que hoy se da en Venezuela, su lucha por la protesta pacífica es precisamente una lucha democrática, por eso los niveles de represión tan desproporcionados, pues al final ellos son la amenaza real.

Sin embargo, muchos tenemos la sensación de que nuestros estudiantes están solos y esa soledad además de mostrarnos a una oposición fragmentada, que no sabe hacia dónde camina y que termina siendo presa de su propia atomización, nos habla también de la fractura del tejido social. Como nos plantea Carlos Romero en su columna Debate Ciudadano de esta semana, el oficialismo ha pretendido instaurar un nuevo tejido social a través del sistema de comunas, un sistema que solo ha funcionado para destruir el orden social preexistente y atomizar también a la sociedad. En su artículo “El municipio y la reconstrucción del tejido social”, Romero nos advierte que para reconstruir el tejido social, el debate ciudadano debe darse desde lo local, desde el municipio; en sus palabras “la reconstrucción y/o recuperación del tejido social, pasa por la necesidad de repensar al Municipio, a través de un debate público sistemático, incluyente y amplio, entre ciudadanos y dirigentes políticos y/o comunitarios, desde los espacios públicos locales”.

Nuestro último artículo de opinión y análisis de esta semana es el de Benigno Alarcón en su columna El Faro, titulado “¿Qué pasa con el diálogo?”. Allí nos plantea un análisis bien importante sobre la situación de diálogo que está planteada hoy en el país. Alarcón nos deja clara la diferencia entre “diálogo y negociación”, nos muestra cómo ha funcionado el dilema de prisionero entre oposición, estudiantes, empresarios y el resto de la sociedad, así cómo pareciera estar trancado el juego para el diálogo efectivo que lleve a negociaciones sustanciales. En palabras de Alarcón “ante la vocación autoritaria del actual gobierno, cada día más evidente, considero imposible alcanzar acuerdo alguno si el proceso de negociación no se produce porque sea el gobierno quien lo necesite”, para esto el papel que jueguen empresarios, estudiantes y oposición es fundamental: o aran para su propia parcela, o colaboran, más allá de sus intereses individuales, para defender la democracia.

En nuestra sección Recomendados, los invitamos a ver el documental We Are Legion: The Story of the Hacktivists, dirigida por Brian Knappenberger. Además con el artículo de Mercedes Martelo, los invitamos a revisar dos documentos importantes: el libro Los Orígenes del Totalitarismo de Hannah Arendt y el Índice de Libertad Económica de The Heritage Founfation. Finalmente, otra página que es importante revisar es la de Reporteros Sin Fronteras, en donde encontrarán el Índice de Libertad de Prensa en el mundo.

Para finalizar, desde PolitiKaUcab rechazamos totalmente la violencia, la persecución, la intolerancia, la violación al derecho constitucional a protestar, que se ha ejercido sistemáticamente contra los estudiantes, pero también rechazamos la indiferencia que muchos otros sectores han mostrado frente a esta situación. Los estudiantes son, sin lugar a dudas, la apuesta por el futuro, el parto constante y doloroso por el respeto a la diversidad y a la democracia, la lucha pacífica pero decidida por evitar que se siga profundizando el autoritarismo y el desconocimiento del “otro”; en definitiva, los estudiantes son la resistencia a que muera la esperanza.

Esperamos que los análisis y recomendaciones que esta semana les ofrecemos contribuyan a comprender la situación e inviten a la lucha, siempre pacífica, por la democracia.

Gustavo L. Moreno V.

Editor PolitiKaUcab
Centro de Estudios Políticos
Universidad Católica Andrés Bello
glmorenocep@gmail.com

1 reply »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s