Destacado

El virus y los cambios internacionales

Time Square Vacío Foto de: https://www.northjersey.com/picture-gallery/news/coronavirus/2020/03/20/ny-coronavirus-pandemic-keeps-crowds-out-times-square/2882309001/

Félix G. Arellano | 23 de marzo de 2020

La situación mundial, bajo la pandemia del Covid-19, se torna cada día más dramática, la gran mayoría de las variables que conforman el sistema internacional están en pleno movimiento. Estamos conscientes que el cambio es lo permanente y la incertidumbre es la esencia de la dinámica social e internacional; empero, en estos momentos, pareciera que la angustia nubla la razón. Una sensación de guerra se va posesionando del planeta, son varios los Jefes de Estado que lo están planteando, el Presidente Emmanuel Macron de Francia ha sido contundente; otros, por el contrario, aprovechan el problema para continuar con sus manipulaciones de poder, sin considerar las nefastas consecuencias de sus conductas.

Se habla de guerra, pero una guerra muy compleja; no hay misiles, ni acorazados,  el enemigo es un virus, con una composición bastante elemental, de muy rápida propagación y efectos potencialmente devastadores. Ya tenemos varios años analizando guerras novedosas en el contexto internacional, entre otros,  Samuel Huntington planteó la guerra de las civilizaciones, privilegiando el papel de la religión en los conflictos mundiales. Luego del aciago ataque a las Torres Gemelas en Nueva York, empezamos a reflexionar sobre las complejidades que implica la guerra contra el terrorismo, el enemigo está adentro y su actuación es impredecible.

Canal de Venecia Limpio. Foto de: https://www.elconfidencial.com/mundo/europa/2020-03-18/agua-canales-venecia-mas-limpio-coronavirus_2504484/

Ahora estamos enfrentando en la práctica, lo que se había planteado en escenarios teóricos, lo alertó Bill Gates en el 2015; pero también lo encontramos en mucha ciencia ficción, el nuevo enemigo, que está desbordando a la ciencia, son los virus. En este momento, la familia de los coronavirus. Producto de la naturaleza o de un laboratorio, el enemigo está en pleno ataque, y las posibilidades de defensa se presentan limitadas, concentrándose en el aislamiento social para evitar la propagación, lo que está generando serias consecuencias económicas, sociales y personales.

Otra estrategia de defensa, de naturaleza darwiniana, la planteó inicialmente el Primer Ministro Boris Johnson del Reino Unido y pareciera ser la opción del Presidente Manuel López Obrador de México, orientada a esperar que se genere la resistencia inmunológica en la sociedad, algo así como la sobrevivencia del más apto, lo que conllevaría costos humanos incalculables. Naturalmente las mayores esperanzas se concentran en la investigación científica, a la espera del medicamento que transforme en crónico el problema o la vacuna que lo resuelva. Pero la ciencia no hace milagros y el proceso puede ser lento.

La complejidad de esta guerra que estamos viviendo nos lleva a pensar que nos encontramos en un punto de inflexión para la dinámica mundial, que al superar la crisis, entraremos en una compleja transición o transformación de la globalización; otros, por el contrario, estiman que enfrentamos tan solo un evento, una coyuntura, que dejará algunas lecciones técnicas y científicas; pero, continuaremos en el proceso lineal que estamos viviendo.

Museo del Louvre Vacio. Foto de: https://www.msn.com/es-us/noticias/mundo/ap-fotos-partidos-sin-gente-y-sitios-vac%C3%ADos-por-coronavirus/ar-BB10EAaX

Para los más débiles esta novedosa guerra puede resultar demoledora. El caso venezolano podría ser emblemático, pues nos encontramos con un país deliberadamente destruido, sin mayor fortaleza sanitaria; destrucción que ha sido promovida durante varios años, por razones de poder.

Resulta osado y prematuro abordar consecuencias de un proceso en pleno desarrollo; empero, en el plano económico son muchas la inquietudes, las organizaciones especializadas ya alertan sobre una potencial recesión mundial, los más temerarios nos recuerdan el fatídico crack financiero del año 1929. La mayoría de países organizados empiezan a diseñar paquetes de recuperación y programas de apoyo y asistencia. Las consecuencias de la crisis financiera del 2008 y su recuperación, podrían resultar pequeñas frente a la magnitud de lo que se está presentando. Por el contrario, en Venezuela está planteado el incremento de los precios de los servicios públicos y sanciones para quienes incumplan con el impuesto sobre la renta.

Las líneas aéreas reclaman por un apoyo financiero, como el que recibieron los bancos en el 2008, pero también los hoteles y otros servicios conexos. Esperemos que la atención a los trabajadores no dependa de la magnitud del estallido social. La crisis, que también pareciera reproducir una novedosa guerra fría entre Estados Unidos y China, está alterando el sistema productivo mundial basado en cadenas globales de valor. Las cadenas están encontrando rupturas, en particular en China epicentro de muchas de ellas, que oficialmente anuncia haber superado la crisis, algo difícil de creer cuando proviene de un gobierno autoritario.

Madrid vacío tras el anuncio del Estado de alarma. JESÚS HELLÍN EUROPA PRESS

Podríamos considerar que el funcionamiento de la globalización entra en el punto de inflexión, lo que puede fortalecer las visiones nacionalistas y proteccionistas. En efecto, la interdependencia está planteando debilidades, que deben ser enfrentadas. Los países aspiran retomar mayor autonomía en sectores sensibles o fundamentales. Las perspectivas indican el fortalecimiento del papel del Estado, en varios casos con una agenda militarista y autoritaria.

En el comercio internacional se aprecian señales de un mayor proteccionismo e incluso competencia desleal. Ahora bien, no todo es negativo, el multilateralismo no ha muerto y, entre las paradojas, la pandemia lo está fortaleciendo, lo que representa una alternativa para evitar consecuencias globales más destructivas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s