Noticias

Estados Unidos exige una transición democrática en Nicaragua “inmediatamente”

Washington dice en el segundo aniversario de las protestas contra el régimen que la falta de respuesta al coronavirus “ilustra el mal gobierno de Ortega y Murillo”

PABLO XIMÉNEZ DE SANDOVAL | El País

Estados Unidos quiere que el fin de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua comience “inmediatamente”. Con esta contundencia se expresa el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, en un comunicado publicado este sábado con motivo del segundo aniversario de las protestas contra el régimen que han dejado cientos de muertos.

Washington pide en el comunicado una “transición democrática” que debe incluir “restauración de las garantías en derechos humanos y elecciones libres y justas”. La fecha elegida es una efeméride, pero lo hace también en el contexto de la inaudita respuesta del régimen de Managua a la crisis del coronavirus que está llegando a América Latina.

Después de 34 días sin aparecer en público, el presidente Daniel Ortega se dirigió al país el pasado miércoles por televisión para referirse por primera vez a la amenaza de la covid-19. No hay plan para decretar ninguna cuarentena, ni promover el distanciamiento social ni realizar pruebas diagnósticas masivas en el país. En vez de explicar un plan ante la amenaza, Ortega habló de “bombas atómicas” y de la “señal que Dios nos está mandando”.

A principios de esta semana, Costa Rica instaló una base aérea en la frontera con Nicaragua ante la preocupación por la falta de medidas en el país vecino. Los pasos fronterizos llevan tres semanas cerrados y todas las solicitudes de refugio de perseguidos por Ortega han sido paralizadas. Desde el inicio de las protestas en 2018, Costa Rica había sido el refugio de 77.000 solicitantes de asilo procedentes de Nicaragua. El Gobierno de San José ha advertido a los nicaragüenses en su territorio que si visitan su país no podrán volver a entrar.

“La pandemia de covid-19 ilustra el mal gobierno de Ortega y Murillo”, dice Pompeo este sábado. “Esta crisis de salud pública es un desafío para todo el país” y Ortega está mostrando “un desprecio descarado hacia la salud del pueblo al eludir las medidas públicas necesarias para contener la covid-19”. “El régimen de Ortega y Murillo rehúsa siquiera reconocer el peligro de esta pandemia mortal. El pueblo de Nicaragua merece medidas responsables de contención de la covid-19 sin demora”, concluye.

Este sábado se cumplen dos años exactos del comienzo de las protestas masivas contra el régimen dictatorial que lideran el antiguo líder sandinista y su esposa desde 2007. El levantamiento fue liderado por estudiantes universitarios pero ha tenido un alcance transversal entre clases sociales y profesionales ante el descalabro económico del país centroamericano. A pesar de tener ofertas para salir de esta situación, el régimen se ha sostenido sobre sus programas de beneficencia y una dura represión.

“El llamado de libertad del pueblo ha sido respondido con balas”, recuerda en la nota de aniversario el Departamento de Estado. “Al menos 325 han sido asesinadas, muchas por los francotiradores del régimen de Ortega/Murillo”. Washington recuerda que “más de 70 presos políticos continúan encarcelados”, continúan también los ataques a la prensa y “la Policía Nacional de Nicaragua y parapolicías enmascarados siguen extendiendo el miedo con violencia e intimidación contra los activistas y opositores políticos”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s