Noticias

Paola Bautista: “La peor destrucción es la que ocurre en el alma de cada venezolano”

Paola Bautista retratada por Karina Aguirrezabal | RMTF

Por Hugo Pireto

Prodavinci

A Paola Bautista la conozco desde el año 2002. Estudiaba periodismo en la Universidad Católica Andrés Bello. Tenía entonces poco más de 20 años. Sus preocupaciones, sus inquietudes, no eran precisamente vivir a plenitud su juventud. No. Ese año “en Venezuela se sembró el germen de lo que estamos viviendo hoy”. 

Paola decidió hacer algo: militar en un partido político* y formarse intelectualmente. Se fue a Alemania para estudiar en la Universidad de Rostock, donde obtuvo el doctorado en Ciencias Políticas, mención Cum Laude. No solamente es editora sino coautora del libro Autocracias del Siglo XXI (Editorial Dahbar). En las líneas que siguen traza un recorrido que da cuenta de la metamorfosis que ha experimentado el chavismo bajo el mando del sucesor de Hugo Chávez. 

La secuencia de tres componentes -debilidad estatal, inestabilidad política, colapso- ya arrojan un resultado en Venezuela: un país en donde la democracia es una añoranza y el hambre una realidad. ¿Cómo describirías ese proceso?

¿En qué momento? Porque ha habido distintos momentos en la historia de Venezuela.

Señalo un año: 1992 y el golpe de Estado que, finalmente, destruyó la democracia en Venezuela. Entonces, ¿cómo fue que llegamos al llegadero? 

Sí, es un círculo vicioso que hemos transitado -y del cual no hemos salido- en los últimos 25 años. Obviamente, 1992 es un momento clave que marca una rápida erosión de la democracia representativa y una crisis de los partidos políticos. Había un desprecio de lo público y de la función política. Un espíritu de la antipolítica. Y luego vino este señor llamado Hugo Chávez Frías con una propuesta abiertamente rupturista y antisistema. Finalmente, el país entero apostó al quiebre -al aprobarse la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela- y a la novedad, que es el germen de lo que tenemos ahora. Se desmanteló el Estado democrático y se abrió la puerta a lo desconocido. A raíz de los sucesos de 2002, el señor Chávez advierte que la destrucción de la institucionalidad no ha sido total, entre otras cosas porque había una inercia democrática dispuesta a resistir. Se alía entonces con grupos irregulares -nacionales y extranjeros- que lentamente cambian la naturaleza del Estado. No se trata solamente de un proyecto político perverso. No. Detrás de esto hay disposición transformadora hacia la autocracia, que lleva al autoconsumo y al colapso. 

Para leer la entrevista completa:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s