Destacado

“El esfuerzo por recuperar la democracia en Venezuela no se ha detenido, desde la Sociedad Civil”

Foto: Federico Parra / AFP

Sofía Torres

 “En Venezuela hay mucha gente organizada intentando contribuir al bien común”. Esta fue una de las afirmaciones del padre Francisco José Virtuoso, rector de la Universidad Católica Andrés Bello, quien pronunció las palabras iniciales del foro “La sociedad civil responde a los desafíos de la Venezuela del 2021”, realizado la mañana de este jueves 11 de febrero.

En la actividad, convocada por la UCAB en alianza con Provea, Cáritas, Avessoc, Transparencia Venezuela, Caracas Press Club y Efecto Cocuyo, Virtuoso manifestó que en el país yace una esperanza profunda que debemos activar dado el recrudecimiento de las amenazas del gobierno contra la ciudadanía: represión e intentos de control y cercenamiento.

El reto, sostuvo, es la construcción de lo público,  es generar un gran movimiento social y político que impulse la transformación, total y concreta, de los problemas que enfrentamos y se enmarque en la ruta de la conducción de la democracia que tanto necesitamos.

Encuentro, organización y disciplina

El director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, Benigno Alarcón, comenzó su intervención, citando el índice de democracia 2020, de la revista The Economist, en el que Venezuela se encuentra en el puesto 143, puesto que la ubica entre los 50 países más autoritarios del mundo, incluso supera a Rusia y Cuba y está a muy pocos puestos de alcanzar a China e Irán.

Alarcón explicó que el gobierno tiene una estrategia que se fundamenta en tres pilares: diálogo, represión y elecciones controladas, y que aplicó el año pasado con fuerza en el ámbito político, pero actualmente trasciende a la sociedad civil: organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación, y algunos sectores económicos, mientras se desarrolla una mesa de diálogo, con el ánimo de dividir, “se persigue a unos y con otros se negocia”.

Recordó que en medio de este escenario se presentan las elecciones regionales y municipales,  con el inicio de un proceso de designación de un CNE, ahora sí, por la Asamblea Nacional, bajo el control del gobierno. “Estas elecciones generarán más fracturas en la oposición”.

Alarcón señaló que no se puede esperar a que “alguien de afuera venga a resolvernos los problemas, superhéroes, potencias, líder mesiánico”. En ese sentido, indicó: “el poder proviene de quienes somos gobernados, cuando la sumisión desaparece es posible cambiar las cosas, pero para ello es determinante la participación ciudadana, tenemos que sumarnos en un esfuerzo en el marco de la unidad de todos los que queremos la democracia y recuperar la libertad, pero la unidad por sí sola no es suficiente, es vital la planificación y disciplina, y si la organización es efectiva se puede vencer al adversario por muy fuerte y poderoso que parezca”.

Reiteró que es importante el encuentro y un debate honesto en la sociedad civil, sobre los puntos en común y los disímiles. “Una plataforma unitaria es utópica, la diversidad hay que respetarla, pero existe la posibilidad de generar alianzas para quienes pensamos que hay un camino para alinear los esfuerzos”, precisó.

Por su parte, la presidenta de la Asociación Venezolana de Servicios de Salud de Orientación Cristiana (Avessoc) y directora de Cáritas Los Teques, Hna. María José González, emplazó al fortalecimiento de la organización comunitaria y los valores democráticos, a través de la concepción de  espacios con diferentes actores nacionales, comunitarios, internacionales,

“Debemos articularnos y no permitir que nos dividan. Debemos estar unidos como sociedad civil, pese a la diversidad, buscar una agenda común. No criminalizarnos entre nosotros, ya el gobierno lo hace, y no perder la esperanza, hay mucho por hacer”.

Mecanismos de justicia

La directora del portal informativo Efecto Cocuyo, Luz Mely Reyes, expuso que las estrategias de los sistemas autoritarios es intervenir los tejidos sociales no solo para provocar división sino sospechas.

¿Por qué los malos hacen tan bien lo malo, por qué desinforman, acallan las voces disidentes? ¿Cómo responder desde el periodismo?, se preguntó Reyes, al tiempo que respondió: hacer más y mejor periodismo, con la implementación de un  sistema de capacitación constante, “necesitamos miles y miles de voces para contar lo que sucede en Venezuela”.

Habló de la importancia de documentar hechos para generar mecanismos de memoria, a percibir ciertas situaciones como narradores, registrar y escribir lo que sucede. “Es necesario sentar elementos para exigir justicia”, advirtió.

Reyes expresó que Venezuela no pasará la página hasta que se que se haga justicia y que muchos han pagado un alto precio por hacer lo que creen que deben hacer: periodistas, Iglesia,  defensores de derechos humanos, profesores, presos políticos.

Diversidad estratégica

“El esfuerzo por la recuperación de la democracia no se ha detenido, la ofensiva continúa desde la sociedad civil, pese a que el gobierno logró debilitar el liderazgo de la clase política. Cada sector tiene un rol que cumplir en este esfuerzo”. Así lo dijo  el coordinador general de Provea, Rafael Uzcátegui.

Uzcátegui recalcó que la estrategia del gobierno apunta al fraccionamiento, pero se debe comprender que hay maneras diferentes de responder, “que somos diversos y tenemos intereses”. Invitó a asumir  el principio de la diversidad estratégica, con actividad coordinada, y a abandonar esa noción de unidad “malinterpretada” en la que todos pensamos y respondemos de la misma manera.

El ponente destacó que cada quien desde su rol, personalidad y estrategia, trabaja, sin que se rompan los puentes de comunicación con los que han adoptado otros caminos.

Para Uzcátegui los desafíos que se vislumbran este año, están en  sobrevivir en el contexto político, económico y social, teniendo la mayor cantidad de activistas en el país;  mantener el acompañamiento a los sectores más vulnerables de la población; y la reflexión permanente, la capacidad autocrítica, para la necesaria resistencia hacia el autoritarismo.

La directora de Transparencia Venezuela, Mercedes De Freitas, destacó que el mayor reto para las organizaciones de la sociedad civil  está en la sostenibilidad, en cómo  cumplir su misión ante los obstáculos que impone la Venezuela de 2021, y cómo sumar para la construcción de la democracia y el Estado de Derecho.

En un complejo panorama, signado por la pandemia por Covid-19, crisis humanitaria, ataques y persecución, y gran corrupción, se requiere, apuntó De Freitas, coordinación efectiva desde la ciudadanía, y eso pasa, entre otras cosas,  por fomentar el respeto y la coherencia entre todos los actores;  la medición de reacciones y respuestas, priorizando el objetivo trazado; la valoración de las diferencias y la conexión con el país.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s