Opinión y análisis

La abstención como instrumento de suicidio político

Farsa_ElectoralPor: Ángel E. Alvarez

Dicho sin rodeos, un sector importante de los votantes opositores está a punto de cometer el mismo error que llevó a los partidos a abstenerse en el 2005. En esa oportunidad, la abstención masiva condujo a que la Asamblea Nacional fuese del todo controlada por la coalición gubernamental. No fue sino hasta que el PPT y PODEMOS rompieron con el PSUV que hubo una pequeña representación opositora en la asamblea, pese que todos los números indicaban que, en número de votos, esta representaba un segmento cerco a la mitad de los votantes. Entonces, sin base alguna en la realidad, la mayoría abstencionista esperaba que, por algún mecanismo no explicitado por nadie, produjera la “salida” del “gobierno ilegitimo.” Ahora, como entonces, un sector menos numeroso que en el 2005, pero de todos modos importante, podría estar a punto de abstenerse sin que sus voceros, unos pocos en algunos medios, expresen un plan político democrático y pacífico (ni de ningún otro tipo) que seguiría al acto abstencionista.

El abstencionismo ha penetrado a algunos votantes opositores de clase media y también a los más jóvenes (de 18 a 24 años). No sorprende, aunque sea paradójico. Son dos sectores de la sociedad altamente politizados, pero al mismo tiempo son los que siempre se abstienen en mayor proporción. Pero estamos hablando de cifras de abstención mucho más elevadas que las usuales en estos dos sectores. A menos de que algo, a última hora, le permita a los partidos y candidatos vencer el ánimo abstencionista, la oposición puede obtener su peor derrota desde las presidenciales del 2006.

Una encuesta del CEP encendió esta alarma. De acuerdo con ésta, la clase media y los jóvenes entre 18 y 24 años muestran poca disposición a sufragar este 8 de diciembre. El abstencionismo podría asociarse al renacimiento de la anti-política, surgida de la frustración por el modo en el que el liderazgo opositor manejo la derrota electoral del 14 de abril. Pero también, la anti-política abstencionista puede ser explicada por lo poco que ha hecho esta dirigencia y sus bases en materia de construcción de organizaciones políticas enraizadas en la sociedad y con capacidad de comunicar efectivamente lecturas de la realidad y programas de acción. La forma en que las fuerzas de la oposición manejaron los resultados del 14 de abril dejó, en el venezolano opositor, la percepción de que hubo fraude. De allí en adelante, no ha habido capacidad de convencer al electorado de que la única alternativa es votar. No hay estructuras de comunicación política ni organización política que permita llevar ese mensaje a sectores importantes de la clase media.

Si a ellos se suma el bloqueo de la oposición en los medios, se entiende el que predomine en ciertos sectores de las bases opositoras una sensación de desesperanza, pese a sus avances electorales desde el 2010 comprobables objetivamente. La poca dirección política que tenía el elector de la oposición en el pasado se ejercía a través de los medios, primero a través de RCTV y luego por Globovisión. La ausencia opositora en estos y casi todos los medios, salvo en algunos impresos, unida a la falla en la construcción de partidos con suficiente penetración en la sociedad, explicaría que al menos una parte importante de la base opositora se haya quedado sin orientación.

Adicionalmente, un sector minoritario, pero con capacidad de fijar la agenda de las redes sociales, dispara desde ellas contra la participación y contra la dirigencia opositora, promoviendo el abstencionismo y sugiriendo acciones que solo llevarían a una confrontación estéril, muy fácil de ser aislada del resto de la población y carente de toda eficacia política.

Quienes piensan abstenerse deberían preguntarse “¿qué otra alternativa hay a votar?”. Por vuelta que se le dé, pese a lo profundamente injusto que pudiera ser el sistema electoral desde la perspectiva opositora, pese a las denuncias de inequidades y manipulaciones que hacen sus dirigentes, la única alternativa efectiva que tienen por delante los que adversan al gobierno a su partido es votar. El voto sirve, aun en democracias imperfectas o regímenes híbridos, para llevar a algunos cargos a dirigentes que, en las ya adversas condiciones que enfrentan hoy, fuera de ellos quedarían sin posibilidad alguna de hacer política. Pero además, el voto tiene un valor expresivo inalienable. Permite decirle al Gobierno que no goza de la mayoría absoluta. Esto necesariamente detiene al gobierno a la hora de implementar una agenda que la mayoría rechaza, pero el mero hecho de que la mayoría se exprese le da una legitimidad democrática a la acción opositora que, de abstenerse, pierde por completo.

Finalmente, quien busque salidas no electorales sino violentas a la situación actual del país, debe verse en el ejemplo de países como Siria y Egipto. En ellos, los mismos militares de siempre, que gobernaron junto a los jefes de estado que fueron violentamente depuestos, siguen gobernando hoy en día, con muy poca eficiencia y con mucha violencia. Lo peor que tiene la violencia, incluso para aquellos que tengan consideraciones éticas contrarias a su uso, es que nadie puede asegurar cuando termina ni a dónde conduce. El camino electoral, por el contrario, puede ser largo, difícil y tortuoso, pero garantiza acumular fuerzas, fortalecer liderazgos, organizar a la población y obtener la legitimidad necesaria para exigir los cambios que se buscan en el marco de la ley y en un clima de paz. A quien esto le parezca poco debe decidir si hay modo ético y eficaz de lograr más en un plazo más breve y por otras vías. Por más que le den vueltas, no conseguirán una respuesta satisfactoria mejor que votar, y votar cada vez que sea necesario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s