Columnistas

El Municipio y la Recuperación del Tejido Social

PDF    compartir   

 

debatePor: Carlos Romero Mendoza / Jueves, 08 de mayo de 2014

El 13 de abril de 2014 la Federación de Psicólogos de Venezuela fijó posición pública sobre la situación de Venezuela y en su declaración advirtió que la pugnacidad política que hoy experimentamos está causando un deterioro importante de nuestra salud mental; y además, señaló que tal deterioro se expresa en un estado general de desasosiego, frustración, tensión y en otras alteraciones como la violencia en la acción y el discurso, productos éstos del odio que ha dañado el tejido social y desarticulado las relaciones interpersonales, familiares, sociales, y ha alterado la emocionalidad y racionalidad individual y colectiva.[1]

Resulta oportuno complementar que ese daño al tejido social, al que hace mención la Federación de Psicólogos de Venezuela, se expresa de manera clara y tangible, cuando el Municipio como forma de organización del territorio nacional desaparece por completo como actor político, social y económico local en el Plan de la Patria.

Por tejido social debemos entender, de manera sencilla y simple, el “conjunto de relaciones, reglas e intercambios que realizan el universo de organizaciones sociales en un territorio determinado y su capacidad para crear ‘puentes’ de interlocución y de transacciones políticas, culturales, económicas y sociales útiles con otras esferas del orden social donde se concentran las decisiones de poder político y económico”[2].

Castro y Gachón, advierten que cuando se habla de tejido social se trata de un entramado de relaciones, que se expresan en micro vínculos que se desarrollan en un espacio local y social determinado, como por ejemplo en el barrio. Para estos autores, es en ese espacio local donde los “vecinos, como actores sociales aportan a procesos de participación, organización, ciudadanía, democracia, cultura, recreación y capital social al relacionarse entre ellos para obtener un fin determinado y al interactuar con su entorno y medio macro social[3]”.

Cuando los consejos comunales se separan definitivamente del Consejo Local de Planificación Pública en el 2006, rompe todo vínculo con el Poder Público Municipal, y desde entonces empieza una serie de transformaciones legales que de manera progresiva van modificando y condicionando sustancialmente ese entramado de relaciones locales y sociales a un diseño en el cual esas mismas relaciones, empiezan a ser directamente controladas por la visión centralizada y autoritaria del poder político.

Las reformas parciales a leyes relacionadas con el municipio y la sanción del grupo de leyes del poder popular ocurridas en diciembre 2010, producen una clara ruptura del tejido social, que se concretiza, como lo señalé previamente, en el contenido del Plan de la Patria.

El oficialismo siempre ha advertido que el modelo comunal representa un nuevo tejido social [4] y que a través de estrategias gubernamentales como el Plan Comuna o Nada, que sólo funciona cuando el Estado lo impulsa, es la forma de impactar el tejido social y desde allí edificar el Estado Comunal [5].

Lo anteriormente expuesto permite construir una hipótesis, a través de la cual se puede afirmar que la reconstrucción y/o recuperación del tejido social pasa por la necesidad de repensar al Municipio, a través de un debate público sistemático, incluyente y amplio, entre ciudadanos y dirigentes políticos y/o comunitarios, desde los espacios públicos locales, en la búsqueda por construir juicios críticos y facilitar la organización efectiva desde cada comunidad en defensa y rescate del municipio como actor clave y esencial en la tarea de ir reconstruyendo las relaciones necesarias para recuperar el tejido social que el país requiere para salir de esta crisis y avanzar.

En este sentido, resultaría interesante construir una propuesta de reforma al Consejo Local de Planificación Pública que lo transforme en un espacio institucional y además estratégico para la recuperación del tejido social.

Alfredo Parisí, en un artículo sobre el tejido social, pero desde la óptica Argentina, plantea que ante la debilidad del tejido social, hay que reaccionar con más democracia y más protagonismo social[6], en tal sentido, resulta oportuno destacar, que he visto ejemplos de consejos comunales, que mientras más reglas democráticas imponen en su actuación, más se fortalece la diversidad y el espíritu ciudadano en esas comunidades.

La democracia se alimenta con debate y el protagonismo se logra con participación; en consecuencia, un debate ciudadano para repensar al municipio, contrastándolo con el modelo que impone el Plan de la Patria, permite entender las causas de nuestro deteriorado tejido social y construir consensos en cuanto al modelo político local que necesitamos para recuperarlo. Además, representa una alternativa oportuna y legítima para recuperar los espacios públicos locales y ponerlos a disposición de la democracia.

Referencias:

[1]Entorno inteligente. Venezuela. Federación de Psicólogos fija posición ante situación del país. 13 de abril 2014 online en: http://www.entornointeligente.com/articulo/2360965/VENEZUELA-Federacion-de-Psicologos-de-Venezuela-fija-posicion-ante-situacion-del-pais-13042014

[2] Monje Mahecha, Jaime. LA DIRIGENCIA CÍVICA Y DEPORTIVA COMO PROCESOS DE CONSTRUCCIÓN DE TEJIDO SOCIAL EN EL BARRIO LAS GRANJAS; Entorno No 22. Universidad Surcolombia. Vicerrectoria de investigación y proyección social, 2009. PP 113-121.

[3] Galindo, Martha y Vargas, Paula.. Caracterización de una experiencia de intervención social para el fortalecimiento del tejido social. Universidad de Antoquia. Medellin 2003. Pp. 31.

[4] Panorama. Las Comunas son el nuevo tejido social. Ministra Isis Ochoa. 23 de noviembre 2012.Online en: http://panorama.com.ve/portal/app/push/noticia43858.php

[5] MPComunas. Plan Comuna o Nada, busca ir a lo profundo del tejido social. 26 de septiembre del 2013.Online en: http://www.mpcomunas.gob.ve/plan-comuna-o-nada-busca-ir-a-lo-profundo-del-tejido-social/

[6] Parisí, Alberto. Cuando el tejido social demuestra fragilidad, hay que reaccionar con más democracia. 13 de diciembre 2013. Online en: http://www.hoylauniversidad.unc.edu.ar/2013/diciembre/201ccuando-el-tejido-social-demuestra-fragilidad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s