Monitor electoral

Benigno Alarcón: Oposición tiene posibilidad de ganar elección

benigno-alarcon

PDF compartir

En la inauguración del XXVIII Seminario Anual del Grupo Jirahara diversos especialistas y profesionales expusieron sus ideas y conocimientos en torno a la situación del país; sus escenarios, causas, consecuencias y estadísticas del porvenir de la nación.

Frente a una sociedad vapuleada económicamente, los panelistas desnudaron la innegable realidad, igualmente, reflejaron las posibles soluciones a la crisis de cara a las elecciones parlamentarias.

Costo de la salida

Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), explicó que su ponencia se enmarcó en la posibilidad del cambio y reconciliación.

Se refirió específicamente a la democratización de los costos de salida de quienes están en el Gobierno versus los costos de mantenerse en el poder por la fuerza.

Esos dos factores tratan de definir si el cambio es posible por la vía electoral o no.

“Considero que los costos de salida del Gobierno siguen siendo muy elevados y los costos de mantenerse en el poder por la fuerza siguen siendo relativamente bajos, en consecuencia, en momentos como estos una salida pacífica es muy difícil”.

Sin embargo, eso no quiere decir que la oposición va a perder y que el Gobierno va a ganar. La oposición tiene luego de muchos años la posibilidad de ganar una elección, relativamente holgada.

“Cuando la entrega del poder es muy complicada hay que visualizar la respuesta del contendor ante un escenario tan complejo. En otros países, en situaciones similares, el Gobierno ha preferido negociar o llevarse al país por el medio”.
En ese sentido, mantener el poder por la fuerza termina siendo muy costoso para todos.

“La gran interrogante es qué va a suceder. Y pareciera que quienes manejan el poder tienen pocos incentivos para abandonarlo y muchas herramientas para mantenerlo a toda costa”.

En estos procesos de cambio la voluntad del Gobierno juega y con muchísima importancia.
La oposición tiene menos herramientas, no controla las fuerzas armadas ni las instituciones, tampoco los medios. Esta muy limitada para lograr un cambio bajo las circunstancias actuales, agregó.

A juicio del abogado, un cambio depende de que la oposición efectivamente sea mayoría. De ser así, el Gobierno no podría valerse de mecanismos distintos a los electorales para mantenerse en el poder. Eso luciría imposible.
No anunciar la elección pareciera indicar que el Gobierno va camino a perderlas.

“No es descabellado pensar que el Gobierno espera que suceda alguna situación que permita justificar la suspensión de elecciones”.

Unidad nacional

Tomar conciencia del momento dramático que vive el país fue el clamor del secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Jesús “Chúo” Torrealba.

“Esta es una elección en medio de una crisis política muy severa, sumado a la crisis humanitaria. Hay que dar respuestas a un fenómeno mucho más importante y trascendente, antes que a nuestras preferencias metodológicas, las cuales no constituyen el eje de la preocupación del país”.

Reiteró que el objetivo de la alternativa democrática es la búsqueda del cambio urgente, de Gobierno y de modelo económico.

“El modelo actual genera, reproduce y perpetúa la pobreza con todas sus implicaciones. La estrategia es la unitaria, la cual no sólo se satisface con la unidad de las organizaciones políticas. Es fundamental la unidad nacional. El consenso y las primarias son simplemente mecanismos, instrumentos. Luego de 16 años de un proyecto que dividió a los venezolanos para manipularnos y vencernos, no podemos dividirnos entre ‘primaristas o no primaristas’, eso es absurdo”.

En el caso de Lara, dijo, es necesario que las fuerzas democráticas se interpelen a sí mismas.

“Como persona de la sociedad civil, de la lucha social, siempre querré que haya más primarias que otra cosa. Si en Lara hay sectores, personalidades o grupos que creen que ese es el mecanismo fundamental, mi llamado es a que se activen, organicen, trabajen y fortalezcan para que en futuras confrontaciones electorales puedan ejercer ese músculo, la historia no se acaba con las parlamentarias”.

Respecto a la fecha de las parlamentarias, la cual se desconoce, mencionó que se trata de estrategias oficialistas, tal y como ocurre con el tema de las circunscripciones y la figura de Tibisay Lucena al frente del CNE.
“Son estrategias de un Gobierno que tiene 80% de rechazo hacia sus políticas y superado en intención de voto por la oposición en todas las encuestas. Con esa conducta se pretende generar incertidumbre y en consecuencia desmovilización, apatía y abstención. El Gobierno procura que el pueblo se autoderrote”.

Año difícil

Este es un año económicamente muy difícil para Venezuela, señaló Eduardo Fortuny, director de Dinámica Venezuela.
Tal resultado se debe a la combinación de dos elementos importantes, por un lado está la caída de los precios del petróleo y por el otro el agotamiento de un modelo económico que requiere enormes cantidades de recursos para sostenerse.

“Cuando el precio del crudo baja no sólo tienes menos ingresos producto de las exportaciones si no que también menos fuentes de financiamiento”.
Ante esta coyuntura y siendo un año electoral el Gobierno trata de sobrevivir al 2015 restringiendo las importaciones con la esperanza de recuperar el precio del barril de petróleo.

“Pareciera que lo peor de la crisis lo vamos a ver en el segundo trimestre de este año por la forma en que han venido fluyendo las divisas”.

Indicó que el sector importador recibió muy pocas divisas el primer trimestre y eso va a repercutir próximamente.
Sin embargo, ha habido un comportamiento favorable en el mercado petrolero las últimas semanas. Pese a ello, el pasado reciente no va a regresar, es decir, el barril a 80 o 100 dólares, sostuvo.

En paralelo, dijo, la economía experimenta una suerte de ajustes, una contracción severa del gasto público.
Sobre posibles soluciones a la crisis comentó que una economía capitalista ajustaría los precios para que el mercado se equilibre.

“Si mantienes los precios y restringes la oferta el resultado es una cola. Si quieres que los productos aparezcan les tienes que ajustar los precios. Si a un ciudadano le entregas un bien muy económico tratará de comprar más y más, lo puede vender más caro o sacarlo al exterior, entonces, se genera una distorsión donde la demanda es enorme”.

A juicio de Fortuny se trata de un problema es filosófico.

Siendo Venezuela un país petrolero, con una riqueza en manos del Estado, significa que tiene mucho margen de maniobra para soportar sus decisiones.

“Ahora que no tiene recursos hace un esfuerzo para seguir protegiendo al desvalido; no permite que el mercado ajuste los precios. El Estado asume un rol para que lo poco que hay le siga llegando quien le tiene que llegarle”.
El especialista no cree que el Gobierno aumente la gasolina este año.

Pago en dólares

La única salida que tienen los trabajadores es que les paguen en dólares, expresó Oscar Meza, director del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cendas).

De esa manera el Gobierno no podría deteriorar la calidad de vida de los venezolanos.

“Que se depositen las prestaciones sociales en dólares y en las cuentas que creó el Gobierno”.

Precisó que la Canasta Alimentaria del mes de abril marcaba en un primer corte un incremento del 5% en los alimentos, pudiendo alcanzar al cierre 10%.

“La solución ante la crisis, una inflación del 120% y 150% en alimentos, es lo que hemos planteado y que le hemos dicho a los trabajadores: tenemos que exigir que se nos pague el salario en dólares. Los salarios y las pensiones son los únicos valores que no están dolarizados en esta economía, todo lo demás se calcula en base a dólares”.

De esa manera se podría ahorrar, dijo el director del Cendas.

“No podemos salir a la calle para estar pidiendo aumentos nominales, eso se llama ilusión monetaria. Cuando vayas a comprar el lunes, todo estará más caro. La única manera para preservar el valor adquisitivo de nuestro salario es devengarlo en dólares”.

Meza reitera que ya las cuentas en dólares existen e incluso concebidas por el propio Gobierno.

“En esas cuentas se podrían fácilmente depositar las prestaciones sociales en dólares, atendiendo al artículo 143 de la LOTTT”.

Extraído de: El Impulso

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s