Monitor electoral

El Gobierno se siente amenazado ante elecciones parlamentarias

Joel-Rodriguez

PDF compartir

Una pertinente exposición de cara a los comicios por la Asamblea Nacional se desarrolló el pasado jueves en la Sala Alternativa del diario EL IMPULSO.

El abogado constitucionalista Joel Rodríguez Ramos y el sociólogo Juan Manuel Trak, disertaron sobre la trascendencia del venidero proceso electoral en ocasión del foro Elecciones Parlamentarias, democracia y derechos ciudadanos, auspiciado por este rotativo y la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Apoyaron la actividad la Asociación Civil Compromiso Ciudadano, Centro Gumilla, Operación Venezuela, Colegio de Abogados del estado Lara (CAEL), Federación de Centros Universitarios (FCU) y Centro de Estudios Avanzados (CEA).

Rescatar el derecho a disentir

En medio de tantos problemas perdimos la noción de disentir. Muchos de los derechos que como ciudadanos debemos ejercer sencillamente se nos olvidaron. Uno de ellos y seguramente el más importante es el derecho a sostener cordiales diferencias en el marco de la Constitución, apuntó el periodista Alfredo Álvarez, conductor del foro.

“La tarea es rescatar el derecho a estar en desacuerdo y a manifestar nuestra opinión. Eso es fundamental para vivir en democracia”.

A propósito y para situarnos en el marco de la Constitución y nuestros derechos, el abogado Joel Rodríguez Ramos partió de las múltiples diferencias que existen en cualquier sociedad.

“No tengo por qué molestarme con quien opina distinto a mí. Debemos respetar nuestros pareceres. Lamentablemente, este régimen nos robó eso”, expresó.

Señaló que aún cuando no se trata de una elección presidencial, las parlamentarias representan la vía más expedita para comenzar a rescatar esos derechos fundamentales. El parlamento debe legislar, fiscalizar y controlar.

“La elección del parlamento tiene vital preponderancia para la democracia venezolana, por lo tanto, es un hecho irregular que no se conozca su fecha. Un parlamento íntegro, no obstruccionista, le pondría coto al Presidente de la República, quien ha demostrado que no tiene condiciones para gobernar”.

Rodríguez Ramos advierte que el Estado y el partido de Gobierno son la misma cosa. Se personaliza el poder, se personaliza el Estado. Cuando los poderes se concentran en una misma persona se lesionan las libertades económicas y la libertad de expresión.

“El parlamento ha promulgado decretos y leyes sólo para congraciarse con el Presidente por lo cual todo lo hemos perdido enteramente en Venezuela. La naturaleza del parlamento es legislar, de lo contrario, no sirve para nada”.
Procurar una AN que haga respetar la dignidad de la persona es la meta. El poder es para servir y no para satisfacer una ambición. Debe prevalecer el bien común. Ese es el reto que tiene esta elección, añadió.

Contexto

El escenario electoral está marcado por una situación precaria y profundamente alarmante en términos de escasez, desabastecimiento, inseguridad e inflación, alerta Juan Manuel Trak.

La contienda electoral bulle en medio de una crisis social y económica aguda que se expresa en indicadores de pobreza, hambre, mortalidad, escasez de medicinas y repuestos, explicó Juan Manuel Trak, quien reveló algunos datos según la última encuesta de Proyecto Integridad Electoral Venezuela.

La escasez, seguridad y poner orden, son las principales demandas de la sociedad venezolana, a juicio del investigador del Centro de Estudios Políticos de la UCAB.

“Los principios sobre los cuales se instaura el parlamento, los fundamentos democráticos, la libertad de expresión, la diatriba política, unas elecciones más justas; están en segundo orden. La gente está viendo sus necesidades inmediatas como lo que hay que cambiar. La gente está pensando en su día a día. La realidad se impone. La realidad de una madre que no tiene pañales para su hijo es más importante que la libertad de expresión”.
El estudio descubrió que la mitad de la población considera que estamos en un retroceso, por lo cual la profunda crisis política tendrá consecuencias electorales.

“Vamos directo al fondo con el taladro a toda marcha. Las expectativas de futuro no son alentadoras. 64% de la población venezolana considera que será peor o mucho peor dentro de 12 meses, lo que refuerza la desesperanza de los venezolanos”. Agregó que al consultar qué tanta confianza se tiene en el Presidente de la República, conoció que casi 60% de la población o 7 de cada 10 venezolanos, no confían en el mismo. La situación económica y social se traduce en una consecuencia política.

Elecciones

Existen un conjunto de normas y decisiones que contribuyen para que un proceso electoral sea justo y transparente.

“Cuando un resultado está fabricado la gente se desmoviliza. El Consejo Nacional Electoral, por ejemplo, fomenta condiciones para inhibir al electorado. El CNE no respeta lo establecido en la Constitución. Incluso mantiene dos rectoras que han sido sistemáticamente cuestionadas por omitir los atropellos y abusos que se cometen desde el poder”.

Luego, prosiguió, apareció Tibisay Lucena en un acto de recolección de firmas contra Obama. El mensaje es aclarar para quién trabaja el CNE con la intención de destruir la reputación institucional del órgano electoral y en consecuencia, la gente no vote.

Desconocemos cuándo se va a votar, cuándo se tienen que hacer las postulaciones, cuándo será el período de campaña, en efecto, los ciudadanos no logran apropiarse del proceso electoral.

Aunado a esto se pretenden realizar cambios en el índice poblacional para modificar el número de diputados que se eligen, según políticas partidistas y no técnicas.

“Esas malas prácticas electorales tienen efecto sobre el comportamiento del electorado. Como la gente desconfía no vota. Hay una estrategia por parte del Gobierno para la destrucción de la confianza en el voto, el CNE juega a favor del Gobierno. Se trata de un diseño orientado a la abstención de quienes no apoyan al oficialismo”.

La ciudadanía debe empoderarse del voto porque es la oportunidad para expresar su molestia ante la situación del país. El voto es la alternativa pacífica para alcanzar un cambio.

Trak considera que aunque la MUD no ha tenido un desempeño importante a la hora de convocar, es la herramienta más eficaz electoralmente.

Por otra parte, la MUD sería más transparente si explicara los mecanismos por los cuales se llegó al consenso. Los dos mecanismos son válidos pero sería mucho más pedagógico conocer cómo se tomaron esas decisiones.

“El hecho de que se trata de una elección extraordinaria, no significa que no hagamos el debate interno”.

Destacó que las parlamentarias son un juego de supervivencia política porque al momento de un cambio, habrá muchos perseguidos por corrupción, narcotráfico, vinculaciones con el terrorismo, abuso de poder, entre otros.

“El Gobierno sabe que se juega la vida, está en un juego de todo o nada y ante ese escenario o muere o mata. Esa es una dinámica muy peligrosa. El Gobierno está amenazado en su existencia”.

Extraído de: El Impulso

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s