Opinión y análisis

Estadocop

Testigo Portada (2)PDF compartir

Luis Salamanca – 7 de agosto de 2015

El comportamiento del gobierno y de los Poderes Públicos en el proceso electoral de 2015, marca un punto de no retorno en la dinámica autoritaria que viene asolando la democracia desde hace 16 años.  El Estado se ha convertido en el principal adversario de la oposición política.  Esta no lucha contra personas sino contra todos los aparatos del Estado y éste usa los mismos con el objetivo de sacar del juego a aquella, disminuir sus opciones, reducir la ventaja que le lleva en intención de voto e, incluso, incidir en el resultado electoral final.  Es el Estado contra la oposición.  En esta campaña no se enfrentan el Gran Polo Patriótico, ni el PSUV, contra la MUD.  No.   Se enfrentan ESTADOCOP versus la MUD.  Lo que hace a esta, la campaña más antidemocrática de nuestra historia.  Sólo comparable con la que le aplicaron a Antonio Leocadio Guzmán en el siglo XIX pero en un sistema político oligárquico.

Testigo 2 (2)En una democracia que se respete, los candidatos buscan el voto de los electores apelando a sus mejores armas: sus candidatos, sus programas y su propaganda.  Ello no excluye poner en apuros a los candidatos opositores pero sin pretender su liquidación.  En Venezuela, la tarea fundamental del oficialismo para las elecciones del 6D no es ganar votos en buena lid sino la de sacar del juego a sus adversarios, restarle votos a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de cualquier manera, sin preocuparse por el respeto de la Constitución y la ley.  Hoy, más que nunca, la oposición se ha convertido en un problema sin solución para el autoritarismo reinante.  A mayor opción opositora, mayor boicot y mayores obstáculos.

Las tendencias de la opinión pública le otorgan la primera posibilidad de triunfo en diciembre.  Es una matriz de opinión dura, formada desde 2014, que les atribuye a los opositores sobre 20% de ventaja a sus candidatos a la Asamblea Nacional.  No hay que olvidar que las elecciones que ganó Chávez eran precedidas de matrices de opinión públicas similares: salía de primero en las encuestas, a mitad del proceso electoral continuaba de primero y, al final, esa matriz se traducía en votos: llegaba de primero.  Lo mismo está ocurriendo con la oposición este 2015.

Testigo 3Por ello, el régimen (entendiendo por régimen el conjunto de las instituciones públicas, sus reglas de funcionamiento y las normas para acceder al poder y mantenerse en él) diseñó un plan que comenzó en 2014 con la propuesta de Maduro de postular al 50% de mujeres y jóvenes. Siguió en 2015 retardando el anuncio de la fecha hasta la exasperación.  Al final la cita electoral se fijó para un lejano 6 de diciembre para darle tiempo al oficialismo a ver si puede descontar la ventaja de la MUD.  El Plan aplica a todo el que pueda quitarle un voto al gobierno y dárselo a la MUD.  No sólo a los opositores democráticos sino a los disidentes del mismo oficialismo. Pero el foco es la MUD.  Ese plan está fundamentalmente dirigido a boicotear, debilitar e, incluso, sacar del juego institucional a los opositores.

El primer componente del plan es conocido pero se ha acentuado hasta el paroxismo. Se trata de desacreditar diariamente a la MUD con todo tipo de acusaciones, a cual más absurda y tonta, aplicando el latiguillo de la conspiración, el golpe de Estado y la desestabilización.  El mensaje envuelto en las irracionalidades vertidas contra la oposición es que ésta es “mala”, “no quiere a los pobres” y busca “destruirlos” junto con los “maravillosos” programas del gobierno que “vela” por ellos.

Testigo 4 (2)Maduro casi todos los días (muchas veces en cadena) señala que tiene pruebas de que la MUD está preparando acciones violentas, esconde los alimentos, le da plata a los “bachaqueros”, mote inventado por el gobierno para estigmatizar a una población obligada por el modelo económico chavo-madurista a revender a precios exorbitantes; en fin, el “pobre y buen gobierno” de Maduro está sometido a una guerra económica cruel de la MUD, como agente de los enemigos externos de la revolución.

Así satanizan a los opositores como seres monstruosos, capaces de las peores atrocidades. Maduro repite casi de memoria -siempre que habla en público- la letanía anti-opositora. A él se suma el coro repitiendo el estribillo. Cualquier apagón eléctrico es atribuido a la oposición de una manera absolutamente pueril. Por ejemplo, el apagón del 5-8-2015 fue un saboteo de la oposición para ensombrecer el “hermoso” acto de presentación de los candidatos del oficialismo a la Asamblea Nacional en los estados centrales.

Testigo 5 (2)El segundo componente del plan es también conocido.  Es el ya clásico ventajismo oficialista que ya ni siquiera disimulan.  Es tener a la disposición de los candidatos oficialistas todos los recursos necesarios para que no tengan que hacer ningún esfuerzo sino subirse a la tarima (que no pagan de su bolsillo) a vomitar los insultos habituales hacia los opositores. ¡Qué sabroso es hacer campaña con todos los gastos pagos! Tener televisión a tu disposición, pública y privada, para que hables horas y horas, en forma repetitiva, cansona, todo el discurso anti-opositor, incluso en cadena nacional. Obsérvense los actos de campaña de los candidatos del PSUV, sobre todo, de los pertenecientes al primer círculo del poder.  Se ven absolutamente mezclados los programas del gobierno con el candidato de la respectiva circunscripción, en barrios populares, transmitidos por los canales públicos y algunos privados, o en cadena nacional, haciendo obras de urgencia (ampliando autopistas, pintando las casas de los barrios), transmitiendo el mensaje electoral muy claro: el candidato o la candidata es del gobierno, del Estado (totalmente confundidos) y si quieres que sigan los programas vota por él o por ella.  Esto no es ventaja, es ventajismo, es decir, competir en condiciones más favorables no por tus propias capacidades sino con capacidades prestadas, no por tu propia musculatura política sino con la musculatura del Estado, violando la igualdad que tanto predican, actuando con superioridad sobre tus adversarios que no cuentan con tales recursos.  Allí quien compite no es el candidato sino el Estado, el gobierno.  El candidato llega como una vedette revolucionaria, algunos en avión o helicóptero, a usar un micrófono con cornetas potentes que alguien te puso ahí para que tú te luzcas y emitas el mensaje.

El tercer componente del plan es el uso de las instituciones para incidir en el resultado numérico de las elecciones.  Para lograr esto se está llegando a liquidar las garantías propias de la democracia constitucional, descabezando a las directivas de los partidos y negando el derecho a legalizarse a quienes desean formar partidos. Pruebas de ello son las decisiones judiciales por vía rápida, sin debido proceso, que descabeza a las autoridades legítimas de COPEI, MEP, MIN-UNIDAD y llega al absurdo jurídico de designar sus autoridades.  Inhabilitar a candidatos de la MUD que son grandes captadores de voto lo que podría incidir en el voto acumulado opositor; despojar de diputados a ciertas circunscripciones típicamente opositoras y pasarlos a otras tradicionalmente oficialistas y, ahora, viene el tema de los traslados de electores de un sitio para otro que llegan a la bicoca de 1.300.000 votantes que se han “mudado” y que, a juicio de la oposición, luce sospechoso.

1 reply »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s