Opinión y análisis

¿Una oportunidad para restaurar la confianza y responder en Unidad?

 

Carlos Romero Mendoza

05 de marzo de 2018

El 27 de febrero del 2018, la Asamblea Nacional aprobó un acuerdo[1] mediante el cual declaró que el proceso electoral convocado –en aquel momento– para el 22 de abril no es otra cosa que un “simulacro” electoral para lograr alcanzar una legitimidad que no tiene el Gobierno y reelegir las causas de la tragedia que hoy vive el país.

La Asamblea Nacional reitera en ese acuerdo que el cambio político es la solución de fondo y una urgente medida para lograr superar el fracaso de este Gobierno.

En esta oportunidad, la Asamblea Nacional convocó a toda la sociedad venezolana a la creación de un Frente Amplio Nacional que articule y organice las fuerzas sociales y políticas del país en torno al propósito de alcanzar elecciones libres y competitivas.

Oportuno es señalar que la Unidad democrática, mediante una declaración de fecha 21 de febrero del 2018, también rechazó el llamado a elecciones presidenciales por no existir las garantías electorales básicas, e hizo una exhortación a crear un Frente Amplio Nacional para lo cual anunció el inicio de reuniones para concretar su activación.[2]

El 20 de febrero de 2018, el padre Luis Ugalde en un artículo de opinión, llamó a la dirigencia política y a las organizaciones de la sociedad civil a conformar un Frente Nacional[3] para la articulación entre todos los actores y sectores de la sociedad venezolana y así sembrar las bases para la gobernabilidad y la reconstrucción de Venezuela.

El Padre Ugalde también advirtió en ese artículo que en la actualidad no hay nada más urgente e importante para la vida en Venezuela que frenar la trampa de las elecciones presidenciales y exigir verdaderas elecciones libres para este año.

Así como lo ha hecho la Asamblea Nacional, la Unidad Democrática y el padre Ugalde, otros actores han fijado posición sobre el tema, evidenciándose la existencia de un importante consenso entre todos los actores. Uno de esos actores es el Movimiento Estudiantil[4], que en un comunicado publicado el 20 de febrero 2018, rechazó la convocatoria para las elecciones presidenciales advirtiéndo que con ella se pretende perpetuar el infierno y la miseria en la que hoy vive Venezuela.

Para esa representación estudiantil es necesaria una Alianza política y social para lograr elecciones libres, justas y democráticas. Para el Movimiento Estudiantil, la unidad, la constancia, la coherencia y la esperanza son las principales armas que hoy tiene la sociedad para enfrentar al régimen.

Así como ellos, el 17 de febrero 2018, Fedecámaras y la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios[5] (Averu), hacen pública una declaración en la cual exhortaron a la conformación de una coalición de actores sociales y políticos, orientada a defender los principios republicanos de la nación. En ese comunicado esos dos actores de la sociedad civil organizada reconocen que, como país, tenemos profundos principios democráticos y reiteran que el voto es la herramienta para lograr solucionar la crisis que vive el país.

También las Academias levantaron su voz de rechazo a las elecciones presidenciales[6] mediante comunicado de fecha 22 de febrero de 2018, y como los otros actores, invitaron a los dirigentes y organizaciones políticas, a los representantes de la sociedad civil y a los electores a convertir la situación actual en una fuerza impugnadora y plantearon la necesidad de crear un Frente Común para lograr garantías electorales.

Por último, la Conferencia Episcopal Venezolana fijó posición el 29 de enero de 2018[7], mediante un comunicado en el que exhortó, particularmente a la dirigencia política, a buscar un consenso entre los diferentes sectores de la sociedad civil y reafirmó la necesidad de reconocerse entre todos los actores de la sociedad para lograr una unidad política que vaya más allá de las alianzas electorales.

Para la Conferencia Episcopal Venezolana el país requiere de una gran dosis de esperanza, junto a acciones concretas que contribuyan a mejorar las condiciones de vida, a dignificar a las personas y a fortalecer a las familias y comunidades a las que pertenecemos.

Las distintas voces de la sociedad civil han logrado coincidir en la urgencia de procurar un espacio que articule y facilite el encuentro de todos los distintos actores y sectores de la sociedad.

Esa demanda, que podría llamarse unitaria, debe encontrar la razón de articularse no sólo en la exigencia de elecciones competitivas y libres –en los términos que la propia Unidad expresó en su carta del 27 de febrero 2018 a Nicolás Maduro–, sino también en lo que el padre Ugalde llamó, en su artículo de febrero, la construcción de un Acuerdo Programático básico.

En tal sentido, resulta oportuno recordar que la Unidad democrática, el 17 de julio de 2017, anunció un Compormiso Unitario para la Gobernabilidad, en cuyo contenido planteó lineamientos generales para un Programa Común de Unidad Nacional que, perfectamente, puede ser sometido a consulta pública para lograr un compromiso mucho más amplio y compartido por la ciudadanía en general.

Ahora, en la Declaración del 21 de febrero 2018, la Unidad democrática anunció la pronta presentación de un programa de gobierno de unión y reconstrucción nacional que se acompañará de una amplia consulta con todos los sectores de la sociedad[8].

Todo este recorrido pareciera advertir que están todas las piezas necesarias para lograr restaurar niveles básicos de cohesión social que permita recuperar niveles importantes de confianza entre todos los actores sociales y así reconstruir la Unidad política y social que el país reclama.

Lo único que hace falta en ese rompecabezas es que se concrete la voluntad política para unir todas las piezas, lo cual representa para la dirigencia política una nueva oportunidad de recuperar la credibilidad perdida. Exigir a la dirigencia política que cumpla con lo anunciado, de manera oportuna, es para cada uno de los venezolanos, hoy más que nunca, un deber y una responsabilidad histórica, de lo contrario perdemos todos.

@carome31

[1] AN. Acuerdo sobre el proceso de elección presidencial convocado para el 22 de abril de 2018

[2] Unidad Venezuela. Unidad democrática informa decisión sobre participación en elecciones presidenciales. 21 de febrero 2018.

[3]Ugalde,  Luis, S.J.  Alianza democrática para la liberación.  20 de febrero de 2018.  Online en:

[4] Caraotadigital.net.   Movimiento Estudiantil Venezolano: elecciones presidenciales quieren perpetrar el infierno que vivimos.  20 de febrero de 2018.

[5] Asociación Venezolana de Rectores Universitarios y Fedecamaras rechazan elecciones presidenciales. 17 de febrero de 2018.

[6] Las Academias Nacionales ante la Convocatoria a Elecciones para el 22 de abril. 20 de febrero 2018.

[7]Panorama.  Conferencia Episcopal de Venezuela:  ANC pretende erigirse en un suprapoder. 29 de enero de 2018.

[8] Ver referencia No. 2

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s