Centro de Estudios Políticos y de Gobierno

Acuerdo aprobado por la Asamblea Nacional marca la ruta correcta para superar la crisis del país

Benigno Alarcón advierte que iniciar un proceso de negociación distinto al que desde hace nueve meses coordina el Reino de Noruega, sería una pérdida de tiempo que retrasaría aún más un escenario de posible solución

Benigno Alarcón, director del CEPyG UCAB. Foto: Cortesía.

Yira Yoyotte

04 de octubre de 2019

Benigno Alarcón, en su condición de director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (CEPyG-UCAB), respaldó el Acuerdo aprobado este 01 de octubre por la Asamblea Nacional y explicó que se trata de un documento que refleja el arduo trabajo que se ha realizado durante 9 meses en la mesa de negociación promovida por el Reino de Noruega.

“No se trata de una improvisación ni de un acuerdo que alguien se sacó de la manga, se trata de un Acuerdo producto de nueve meses de negociación, de un arduo trabajo, en consecuencia, no se puede ignorar. Este documento demuestra, además, que de reanudarse las conversaciones no se podrá comenzar de cero sino continuar sobre la base de lo hasta ahora alcanzado”, dijo Alarcón.

El pasado martes, reunidos en sesión ordinaria, los diputados de la Asamblea Nacional, liderados por Juan Guaidó, aprobaron un instrumento denominado: “Acuerdo para corroborar la ruta política integral planteada al país que permite elecciones libres y transparentes como salida a la crisis que viven los venezolanos y la reinstitucionalización del país”.

El documento establece, entre otros aspectos, la decisión soberana de que se realicen elecciones presidenciales libres y transparentes debido a que es la forma política integral de la salida a la crisis generalizada que se vive en el territorio nacional.

En este sentido, y tomando en cuenta los 8 puntos del referido instrumento, Benigno Alarcón insistió en que la única forma de superar la crisis en Venezuela es realizando un proceso electoral presidencial legítimo, con condiciones justas y que no brinde ventajas a ninguno de los competidores.

“Y eso es precisamente lo que se establece en el Acuerdo aprobado por la Asamblea Nacional, en ese documento no solo se ratifica que las elecciones presidenciales constituyen la ruta constitucional, perdurable y democrática para salir de la crisis generalizada que existe en el país, sino que se indican las condiciones que se deben cumplir en un proceso electoral de esta importancia”, dijo Alarcón.

El director del CEPyG de la Ucab destacó que lo establecido en el mencionado documento es una posibilidad que luce no solo equilibrada sino oportuna. “En consecuencia, es la forma de darnos una solución a corto plazo y que tenga suficiente legitimidad”.

“Venezuela no solo necesita un nuevo gobierno, sino que ese gobierno sea lo suficientemente legítimo, por lo tanto, lo establecido en este Acuerdo recoge todos esos requisitos”, expresó.

Con voluntad

Sobre el estatus que actualmente tiene el proceso de negociación, Alarcón precisó que aunque éste luzca paralizado, bastará mostrar voluntad política de ambas partes para reactivarlo.

“Los procesos de negociación mueren cuando las partes muestran que ya no tienen voluntad de continuar, y en este caso ninguna de las dos partes ha manifestado públicamente que ya no hay voluntad para volver a Oslo o a la isla de Barbados. Si hay voluntad política el diálogo se retomará, no tengo la menor duda de eso”, explicó.

A su juicio, existen tres importantes argumentos para seguir adelante este proceso de negociación:

1.- Las partes, tanto gobierno como oposición, han invertido 9 meses en la mesa de negociación, un tiempo valioso que no se puede desechar y tampoco se puede comenzar de cero. “Por el contrario, en caso de reanudarse las conversaciones éstas deben retomar el avance alcanzado”, dijo.

2.- Uno de los principios fundamentales de una negociación internacional implica que dicho proceso debe tener amplitud en los actores que están sentados en mesa, pero la probabilidad de alcanzar un acuerdo es inversamente proporcional al número de negociadores que participan en las conversaciones.

“Por lo tanto, en la mesa de negociación solo deben estar sentados aquellos actores que tienen una mayor capacidad para representar a la mayoría del país y esos actores que hoy tienen  la legitimidad para representar a la mayoría del país son básicamente los designados por la Asamblea Nacional la cual fue elegida por todos los venezolanos y donde todos los venezolanos están representados”, precisó.

3.- Debido a que el país presenta una Crisis Humanitaria Compleja, que la gente de a pie no aguanta más, que hay hambre y todo tipo de necesidades sociales y económicas, esa mesa de negociación no debe desechar los preacuerdos y propuestas ya formulados, por el contrario, al retomar las conversaciones deben partir del preacuerdo alcanzado hasta el 5 de agosto del presente año.

“No hay tiempo que perder porque el país no aguanta más, la crisis económica y social se ha acelerado de manera dramática y es por eso que esos nueve meses de arduo trabajo no se deben desechar, todo lo contrario. Es por esta razón que apoyamos el contenido de este importante Acuerdo el cual marca la ruta constitucional y democrática para superar la grave crisis que vive Venezuela”, indicó el docente e investigador de la Ucab.

Para leer el Acuerdo aprobado por la Asamblea Nacional ingrese aquí:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s