Destacado

Analistas advierten que el nuevo CNE es parte de un complejo juego político

Sofía Torres

La reciente designación del Poder Electoral se inscribe como una acción dentro del juego político complejo que se plantea actualmente en Venezuela y apunta a la resolución de la crisis generalizada, a través de un eventual proceso de negociación.

Este fue el punto coincidente de los expertos que asistieron al foro en línea, desarrollado por el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, Politikafé, realizado el pasado jueves 13 de mayo, para intentar responder a una pregunta que ha generado no pocas expectativas: ¿Qué esperar del nuevo CNE?

Para Eglée González Lobato, exconsultora jurídica del Consejo Nacional Electoral y directora de la Cátedra Libre Democracia y Elecciones de la UCV, la configuración del máximo ente comicial marca el inicio de un capítulo que se escribe en dos historias de forma paralela: la del proceso electoral propiamente y la de una negociación amplia, tanto en los actores involucrados como en los asuntos que se revisarán.

González Lobato sostuvo que el nuevo CNE “ha sido un paso”, pero aún insuficiente, como lo ha establecido la comunidad internacional, porque “debe venir acompañado de otras decisiones y estas decisiones, justamente, tienen que ver con la aceptación de las organizaciones partidistas, la necesaria pluralidad y la diversidad de factores políticos”.

“Por otra parte queda saber qué va a pasar con las inhabilitaciones, hacia dónde vamos. Por supuesto esto no depende únicamente del CNE, es muy complicado, sin embargo, es muy importante que sectores comprometidos con la solución a la crisis política del país insistan en el hallazgo de una solución política y pacífica”, añadió.

El reto de los rectores

El presidente de la organización civil Súmate, Roberto Abdul, advirtió que estamos en un proceso de negociación, se evidenció con el mismo nombramiento del CNE, y será a este organismo al que le toque instrumentar algunas de las decisiones que se tomen en otras instancias de poder. 

Recuerda que existe un juego político en desarrollo y el ente electoral es parte de él, y que el reto de los rectores identificados con la oposición, Enrique Márquez y Roberto Picón, será tratar de que el consejo actúe apegado al derecho, cumpliendo y observando esas buenas prácticas que van más allá de lo estrictamente legal. “Es un reto significativo, importante, en el tiempo veremos  la capacidad de maniobra, de juego real, que eso tiene”, precisó. 

Parte de ese juego, sostuvo, son las garantías que implicarían este primer evento electoral, las elecciones regionales y municipales convocadas para el mes de noviembre, en aras de cumplir con los principios generales de toda elección, transparencia, justicia y libertad. Destacó que hay otras aspiraciones para los venezolanos pero dependen de decisiones que escapan del CNE.

Abdul se refirió al Registro Electoral y la expectativa de los ciudadanos sobre su auditoría a través de un proceso que responda a buenas prácticas, aceptadas internacionalmente. No obstante, aclaró que hoy el Registro Electoral refleja una cantidad irreal de venezolanos que residen en el país.

“El nombramiento del consejo se hizo, o trato de hacerse, observando los protocolos establecidos, pero hubo una serie de hechos donde se violentaron esos protocolos. Con esto no quiero descalificar al nuevo CNE y sus rectores, sin embargo, es importante tenerlo en cuenta”. 

Desequilibrio y parcialidad

Aunque el director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, Benigno Alarcón, considera que el recién electo Poder Electoral es mejor que los anteriores, carece de equilibrio “por una razón muy sencilla, en el directorio, la proporción es de 3 a 2,  y en los organismos subalternos, el voto es 2 a 1. “Entonces en todas las decisiones que se van a tomar, el oficialismo es mayoría”, alertó.

Recordó que en los veintiún años del gobierno, la Asamblea Nacional ha nombrado a tres CNE, en 2006,2009 y 2021, y en las tres ocasiones, el elemento común ha sido que esas asambleas han estado en control del oficialismo. “En otras palabras, el oficialismo se ha atrevido o se ha permitido que el CNE se nombre desde esa instancia cuando domina el juego en el Parlamento, el resto de las veces, cuando las condiciones no le han sido favorables, ha acudido al TSJ para que sea quien resuelva el nombramiento de los rectores”, puntualizó. 

Otro aspecto mencionado por Alarcón está relacionado con los anuncios que se han hecho de cara a las elecciones regionales y municipales, y que no podrán materializarse. En ese sentido, explicó que una auditoría al Registro Electoral antes de los comicios convocados para noviembre, no es posible, dado que demandaría un año o más, hacerla de manera adecuada.

Para ver la sesión completa del foro, ingrese aquí:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s