Destacado

Es la Libertad, estúpido

Tomada de Orden Mundial

José Ignacio Guédez Yépez

Presidente de la Asociación Causa Democrática Iberoamericana

El peronismo acaba de sufrir en Argentina una derrota electoral histórica que ha generado una crisis a lo interno del gobierno y de los propios movimientos sociales y políticos que integran esa franquicia. Pero lo interesante no es tanto el resultado electoral, sino la promesa básica con la cual la oposición de ese país supo polarizar con éxito: Libertad. Una palabra que estaba desapareciendo ya del debate político en América Latina, incluso en el contexto de las tiranías que hoy mantienen su curso en Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Se trata de una agenda normalizadora de tiranías bajo un nuevo paradigma distinto a la democracia. China es el gran referente de este paradigma según el cual la prosperidad económica se puede conseguir sin libertades políticas. Autoritarismo con libre mercado, como otrora se vendieron también algunas dictaduras de derechas. La conclusión de esta tesis es que la libertad económica es la única que importa y que la democracia es un lujo del que se puede prescindir, o incluso una debilidad o estorbo para el funcionamiento de un Estado eficiente.

En Cuba esta agenda mostró su rostro recientemente para matizar las revueltas populares que se comenzaron a dar en la isla hace pocos meses. Hicieron maromas para ocultar que el pueblo pedía libertad y democracia después de décadas de tiranía opresora. Por el contrario, destacaban temas económicos como las sanciones y las consecuencias de la pandemia.

Por su parte, en Nicaragua también quisieron interpretar la rebelión popular de 2008 contra Ortega, como un asunto puntual sobre pensiones y no como la exigencia legítima de libertad y democracia. Luego de eso impusieron la dinámica electoral para unas alcaldías que obviamente no resolvieron ningún problema dentro del contexto tiránico que existe ahí. Ahora, nadie es capaz de decir nada ante el recrudecer de la más atroz persecución que lleva Ortega adelante con miras a lograr nuevamente una reelección de forma fraudulenta.

Y en Venezuela el paradigma normalizador comienza a ganar terreno también a nivel de algunas élites, que salivan con una supuesta apertura económica de parte del propio régimen tiránico. Una agenda que, aunque económica, recluta dirigentes políticos para relanzar un estilo de hacer oposición alejado de la promesa de libertad, despolitizando el discurso con énfasis exclusivamente en lo social y proselitista. Es como si de repente hubiera pasado de moda la democracia y el problema ya no fuera la dictadura.

Pero en todos los casos anteriores los pueblos siguen luchando por su libertad, conscientes de que el problema es la tiranía que los oprime. Saben que no habrá progreso económico y bienestar social sin democracia ni Estado de derecho. No sufren del síndrome de Estocolmo. Los normalizadores son una élite, solo eso, que creen que tienen algo que ganar si se adaptan al status quo o mucho que perder si no lo hacen. Es una agenda y hasta una construcción intelectual, diseñada para vender la rendición como una estrategia sensata y efectiva.

Hasta que se vuelve a oír la palabra “libertad”, la única capaz de polarizar con lo que representan esas tiranías criminales. La única capaz de movilizar a las masas en torno a una alternativa real frente al despotismo. Porque la democracia no tiene sustituto. Todo lo demás es complicidad, de buena o mala fe, que traiciona al pueblo que resiste cada día. Cualquier matiz que desdibuje la promesa de libertad proviene de la maldad o de la estupidez. El eco de esa palabra gritada recientemente en Argentina resuena todavía, como también resuenan los discursos de los presidentes de Paraguay y Uruguay en la CELAC contra la pretensión de normalizar y legitimar la tiranía de Maduro.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s