Opinión y análisis

Editorial PolitiKa UCAB N° 16/ 13 de Marzo 2014

FacebookTwitterPDFMore...


editorial

¿Canibalismo en Otoño?

Con este nombre “Canibalismo en Otoño” titula Salvador Dalí una de sus más fuertes pinturas, realizada en los inicios de la Guerra Civil Española, en el año 1936. La obra muestra dos cuerpos que se devoran a sí mismos, una imagen de angustia y desolación. Tal vez una imagen que hoy puede sintetizar lo que muchos de nosotros sentimos ante la situación del país que resulta dantesca e incomprensible, para muchos de nosotros un país ajeno, un país que no conocíamos. A este país con el que hoy nos sorprendemos, intentamos aproximarnos para entender y saber cómo actuar, pero sin lugar a dudas, la realidad nos desborda en preguntas.

Siento que esta pintura de Dalí puede servir de metáfora para intentar desentrañar ese sentimiento que muchos tenemos. La violencia exagerada y brutal que el régimen ha aplicado a las protestas durante los últimos días, ¿tiene como fin realmente acabar la protesta o sus objetivos van más allá de eso, y son más bien una expresión del canibalismo interno entre los propios sectores del oficialismo?, ¿los perdigones y gases lacrimógenos son para los estudiantes desarmados que la Guardia Nacional tiene al frente, o más bien van dirigidos a minar aun más a los dirigentes de la oposición?, ¿se están devorando los propios dirigentes de oposición entre ellos?, ¿los oficialistas entre ellos?. Dar respuestas definitivas a estas inquietudes es una tarea, además de difícil, arriesgada; solo la historia, en su momento, cuando el tiempo sedimente los hechos, podrá darnos una respuesta precisa. Sin embargo, no podemos esperar el veredicto de la historia para asumir un papel en esta realidad cargada de desconcierto. Tenemos que actuar, asumir una posición.

Esa actuación, ante tanta incertidumbre, debe estar apegada más que nunca a nuestros principios, a lo que realmente consideramos valioso, a lo que no es negociable. En este sentido, desde PolitikaUcab, hemos impulsado como principios irrenunciables: la democracia, la libertad, el derecho a tener derechos y la lucha no violenta para lograr el restablecimiento de todos estos principios, que hoy se desvanecen en un canibalismo que nos espanta.

En esta dirección apuntan nuestro boletín de esta semana. En su columna El Faro, Benigno Alarcón nos ofrece su artículo ¿Tiene sentido un diálogo?, allí nos plantea “la importancia de aprovechar el actual estado de conflictividad, que ha elevado los costos de represión de manera significativa, para imponer una agenda que garantice una ruta hacia la democratización, reduciendo los costos de una transición para quienes tienen la capacidad de negociar tales condiciones”. Cinco son los principios que deben alumbrar esa agenda de negociación, todos ellos en aras de alcanzar logros tangibles en términos de derechos y de democracia.

Por su parte, Carlos Romero, en su columna semanal que se inicia con esta edición y que ha llamado “Debate Ciudadano”, nos ofrece su artículo titulado “Unidad, exigencias para el diálogo y participación ciudadana”. Romero nos plantea cómo nuestra sociedad ha pretendido muchas veces borrar el pasado y asumir actitudes revanchistas y de venganza, siempre pensando que la historia de un país puede cortarse, y reiniciar nuevamente desde una tabla rasa. Nos invita a que entendamos esta coyuntura como la posibilidad para el diálogo, pero un diálogo desde la unidad, desde los principios democráticos, sin buscar “salidas rápidas e inmediatas, no intentemos castigar y vengarnos, pues ya de eso tenemos mucho en el pasado, y nada bueno hemos heredado de esa tradición”.

En esta línea de revisión histórica, José Solórzano, apela a la historia de la independencia para ofrecernos su visión sobre las necesidades de un liderazgo que pueda hacer empatía con los sectores populares, desde la oposición. En su artículo “Boves, Chávez y el vacío”, Solórzano nos plantea que “la oposición venezolana, necesita con urgencia un José Antonio Páez en sus filas que haga real empatía con sectores populares y engrosar de esa manera sus filas”. Como nos señalaba la semana pasada Héctor Briceño, si hay algo que en este momento nos une a los diferentes sectores sociales del país, es un futuro oscuro, o el no futuro. Pero esta unión, tiene que concretarse, materializarse en respuestas y propuestas efectivas en defensa de los derechos fundamentales; para esto la construcción de puentes de comunicación y empatía, es fundamental desde la oposición.

Independientemente de los líderes, no cabe duda que en estas semanas los protagonistas de esta lucha no violenta, a la que el gobierno se esmera por presentar como violenta, son los estudiantes. En su columna Perspectiva 3.0, Mercedes Martelo nos ofrece un excelente recorrido por los símbolos y sentidos de la lucha estudiantil, desde febrero de 1928. En su artículo “Ajá Ajá Sacalapata lajá”, Martelo brida una perspectiva de la lucha estudiantil, centrada en la necesaria unidad, partiendo de la pregunta: “¿Y qué amalgamaba a un conjunto tan disímil de individuos con diferentes orígenes sociales, posiciones socioeconómicas y políticas para luchar contra el gomecismo? El proyecto de una Venezuela moderna con un gobierno democrático.”

En la sección recomendados, esta semana les ofrecemos diferentes alternativas para revisar. Mercedes Martelo, nos recomienda un clásico de Rómulo Betancourt y Miguel Otero Silva: En las huellas de la pezuña, que nos permite acercarnos a las raíces del movimiento estudiantil en Venezuela. También en recomendados, Benigno Alarcón nos invita a revisar dos sitios web vinculados a lo que es la lucha no violenta: el Instituto Albert Einstein, fundado por Gene Sharp filósofo y político norteamericano destacado en lo que es la lucha no violenta; y la página de Every Day Rebellion, otro sitio con valiosa información y documentales sobre este mismo tema. También encontrarán en esta edición otro documento de lectura obligatoria: La Carta Democrática Interamericana, de la OEA, así como un libro con documentos para su interpretación, publicado por la propia OEA.

En la sección multimedia, les traemos un pequeño documental sobre el boicot al consumo, que se dio en Sudáfrica durante el Apartheid, un ejemplo de lo que es la lucha no violenta. Finalmente, en la sección noticias, les ofrecemos el segundo informe que realiza el Centro de Derechos Humanos de la UCAB, sobre los casos de violaciones a estos derechos, durante estas semanas. Aquí también encontrarán el enlace a la página de este centro que ha tenido un papel tan importante en la defensa de los derechos y la democracia

Con la mayor humildad pienso que ante tanto canibalismo que no terminamos de comprender, la lucha pacífica, la construcción de acuerdos, la defensa innegociable de los principios fundamentales de la democracia y la libertad, la no división de los derechos y el cumplimiento de los deberes, resultarán no sólo una oportunidad efectiva de posición y acción ante la realidad con la que hoy nos enfrentamos, sino la posibilidad de que cualquier cambio que se logre construir goce de sólidas bases para que sea políticamente sostenible, y nos encauce nuevamente hacia el país que deseamos.

Gustavo Moreno
Editor PolitiKaUcab
Centro de Estudios Políticos
Universidad Católica Andrés Bello
glmorenocep@gmail.com / @gustavoleon70

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s