Editorial

Editorial N° 30: Gol del árbitro

editorial

Gol del árbitro

PDF compartir

Gustavo L. Moreno V.  / 10 de julio de 2014

Se termina el Mundial de futbol. Este fin de semana se jugará la final y será el acto de clausura. Cuatro años más para volver a disfrutar de este torneo que interesa a medio planeta. Algunos lo cuestionan y lo dibujan como una manera de distraer a la opinión pública mundial de los graves problemas que se viven en las distintas latitudes. Otros lo asumen como un momento para disfrutar. A unos les gusta más, a otros menos, a algunos nada. Sin embargo, de lo que no cabe duda es que gran parte del mundo ha puesto su mirada en el futbol durante estas semanas.  En los preparativos, la opinión pública se interesa por la sede, por los torneos previos para la clasificación, por los jugadores estrellas que formaran parte de un equipo, los más conocedores opinan sobre los directores técnicos, la trayectoria de los equipos, y todos hacen sus apuestas. Sin embargo, pocos, muy pocos, se están pendiente de la selección de los árbitros.

El tema de los árbitros no es noticia de primera página en los preliminares para organizar el mundial. Sin embargo, una vez que empieza a rodar la pelota, se escuchan los comentarios: “es que ese árbitro le quitó goles”, “era penalti pero el árbitro se vendió”, “claro, llegaron tan lejos porque los árbitros siempre los favorecieron”, etc. Lo cierto es que, por una o por otra razón, a eso que muy poca atención se le presta, termina siendo un elemento decisorio para el resultado del juego.

Exactamente igual sucede en los procesos electorales. La selección del árbitro es un proceso fundamental que forma parte de toda la estructura sobre la que descansa el sistema democrático, y que tiene que funcionar como un todo integrado, si se pretende garantizar la gobernabilidad y la institucionalidad.  Al igual que durante los preparativos del mundial, la opinión pública se focaliza más en los candidatos, en las propuestas y promesas de gobierno, en los partidos que competirán, en las alianzas, campañas, propaganda, etc. Pero es sólo después del juego, es decir del proceso de elecciones, cuando se visualiza, para respaldar o para cuestionar, el papel que jugó el árbitro dentro de los comicios. En la medida que el proceso en su totalidad, y especialmente la confiabilidad que el árbitro genere, sea más elevada la gobernabilidad será más elevada y la democracia se fortalece.

El reconocimiento de la importancia del árbitro, de las normas de juego y del proceso eleccionario completo, como una totalidad, es lo que ha llevado al Centro de Estudios Políticos de la UCAB, a impulsar el Proyecto Integridad Electoral Venezuela (PIEV). Una iniciativa que busca construir consensos nacionales, en donde entremos todos, en relación a las propuestas de cambio que se requieren de manera integral para fortalecer la legitimidad, la confianza, la inclusión, la participación, en fin, la democracia que se soporta sobre el sistema electoral venezolano (SEV).

En el marco de este proyecto, el día de ayer 10 de julio se realizó en la UCAB, el primero de varios encuentros de trabajo y debate sobre el SEV. Con el foro Desafíos para el acceso de las mujeres al poder: El Sistema Electoral Venezolano desde la perspectiva de género, se dieron cita un nutrido grupo de mujeres, muchas de ellas con una trayectoria extraordinaria en lo que respecta a las luchas por los derechos políticos de las mujeres. Fue un evento organizado entre el Centro de Estudios Políticos de la UCAB y el Observatorio Venezolano para los Derechos Humanos de las Mujeres, que preside Isolda Heredia de Salvatierra. Los invitamos a ver las fotos de este encuentro, que además contó con Paula Soto (Directora de participación política del Instituto Nacional de las Mujeres, México), entre otras importantes representantes de las luchas políticas de las mujeres. En la edición de PolitiKa UCAB de la próxima semana les ofreceremos las principales propuestas, ponencias y experiencias que se produjeron durante el encuentro del día de ayer, y que constituirán un punto fundamental para cualquier propuesta de cambio en el SEV.

Sobre este tema hoy Mercedes Martelo, en su columna Perspectiva 3.0, nos ofrece un excelente trabajo titulado Participación política de la mujer y Sistema Electoral en Venezuela. Allí aporta datos interesantes en relación a la participación de la mujer dentro del SEV, así como algunos de los hitos y de los retos fundamentales que ha supuesto y hoy supone la lucha de las mujeres por el acceso al poder. Para Martelo, la “inclusión debe materializarse en presencia en el ámbito político y en todos los niveles del Poder Público, para lo cual es necesario lograr ser elegidas en cargos de elección y/o designación”

En cuanto a participación se refiere, José Gregorio Delgado, nos presenta una propuesta sobre los modelos de gestión municipal, en donde la participación se convierte en punta de lanza para la eficiencia de la gestión local y la transformación de los espacios parroquiales. En su artículo Modelo de gestión parroquial: un aporte a la gobernabilidad democrática desde los Municipios, Delgado plantea diez aspectos claves a tomarse en cuenta en ese modelo de gestión parroquial que plantea. Para el autor: “a los efectos de esta propuesta de gestión parroquial democrática nuestro punto de partida está en el reconocimiento de la democracia representativa, que, se complementa con elementos de la democracia participativa o directa. Y nos anotamos en la necesidad de profundizar en la idea de la democracia de ciudadanos y en el diseño de la democracia de organizaciones, a partir de una cultura democrática basada en el dialogo y el pluralismo”

En ese contexto de democracia de ciudadanos, se inscribe el artículo que esta semana nos trae Carlos Romero en su columna Debate Ciudadano. Justicia de Paz, ¿expropiada u olvidada?, es una lectura que rescata el valor de la justicia de paz en las comunidades, pues se convierte en “el ámbito directo para atender las situaciones derivadas del derecho a la participación ciudadana con relación a las instancias y organizaciones del Poder Popular, así como a las generadas como producto del funcionamiento de éstas”. Romero hace un recorrido por la legislación que contempla el tema de la justicia de paz, y muestra como esto ha ido siendo desmantelado durante los últimos años.

Nuestro último artículo de Opinión y Análisis de esta semana corresponde a El Faro, de Benigno Alarcón. Como nos tiene acostumbrados, en esta oportunidad Alarcón hace un análisis agudo en torno a la pregunta ¿Quién nos gobierna? En un esfuerzo por ayudarnos a desenmarañar las complejas relaciones que se dan en el alto gobierno, El Faro de esta semana va hilando fino en torno a declaraciones, movimientos de piezas y juegos políticos para llegar  a la persona o el grupo que está detrás del gobierno, y al cual parecen obedecer las duras decisiones que se han venido tomando.

Invitamos a todos los interesados en cursar el XII Diplomado en Gobernabilidad y Gerencia Política, que ofrece el Centro de Estudios Políticos de la UCAB, en conjunto con la CAF y la George Washington University a revisar la información sobre esta extraordinaria oportunidad de formación y a llenar la planilla de postulación. Las clases se inician a finales de septiembre en distintas sedes a nivel nacional y se cuenta con un excelente equipo de profesores con amplia trayectoria y experiencia en gerencia política.

Para finalizar, queremos invitarlos a todos y a todas a acompañarnos durante los distintos eventos vinculados con el Proyecto Integridad Electoral Venezuela, a seguir la información que iremos publicando en PolítiKa UCAB sobre este tema, a informarse cada vez más sobre todos los asuntos relacionados con el SEV, a participar, opinar, debatir, luchar y comprometerse para contar con un árbitro electoral cada vez más imparcial, con una legislación electoral cada vez más inclusiva y participativa, en definitiva para contar con un Sistema Electoral cada vez más íntegro, capaz de garantizar la gobernabilidad, la democracia y evitar que, después del juego, quedemos con la insatisfacción y el peligro que supone para la democracia haber tenido un “gol del árbitro”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s