Centro de Estudios Políticos

Saludo de Navidad y Año Nuevo

sin-titulo

PDF compartir

Cuando ya nos encontramos al final de un año más, al principio del otro y a pocos días la Navidad, no he querido dejar pasar la oportunidad para expresar mi gratitud tanto personal, como de la familia del Centro de Estudios Políticos a todos quienes de una forma u otra, dan sentido a nuestro esfuerzo de cada día.

Gracias al ex-Rector, Padre Luis Ugalde, S.J., y al actual Rector de la UCAB, Padre Francisco José Virtuoso, S.J. por haberme apoyado en la fundación de esta iniciativa que es hoy  el Centro de Estudios Políticos de la UCAB, y por seguir confiando en nosotros y habernos apoyado en cada iniciativa emprendida, pese a la presiones propias de un entorno político contrario al ejercicio de las libertades políticas esenciales.

Gracias a todos quienes laboran día a día en nuestro Centro y desde las unidades de apoyo de la UCAB por dar lo mejor de si para hacer realidad cada proyecto que nos hemos planteado y contribuir así al crecimiento y éxito del Centro de Estudios Políticos en su empeño por aportar e incidir en la recuperación de nuestra democracia y en la construcción de ese mejor país que sabemos posible.

Gracias a nuestros profesores por contribuir con su trabajo a llevar a muchos rincones del país el debate de las ideas y por contribuir a la formación de mejores líderes y gerentes políticos y sociales.

Gracias a nuestros coordinadores por ser nuestras manos, oídos y ojos, por representarnos, y hacer posible nuestra presencia y el funcionamiento de nuestras iniciativas a muchos kilómetros de distancia.

Gracias a los gobernadores, alcaldes y líderes políticos y sociales que son socios de nuestros programas, pero que también comparten la preocupación por formar a su gente y hacer política de una manera distinta.

Gracias a las organizaciones, universidades y expertos nacionales e internacionales que nos acompañan en nuestras iniciativas y nos ayudan con su vasta experiencia y experticia, sus análisis, recomendaciones, trabajos y opiniones a comprender e interpretar mejor nuestra muy compleja realidad.

Gracias a las organizaciones nacionales e internacionales, sin las cuales no podríamos hacer realidad nuestros proyectos y que nos dan el apoyo económico y técnico para muchas de nuestras iniciativas.

Gracias a nuestros estudiantes, aquellos que participan en nuestros cursos, o quienes se han vinculado al Centro de Estudios Políticos desde alguno de nuestros proyectos o programas. Ustedes son en buena medida la razón de ser de todo este esfuerzo.

Gracias a todos nuestros amigos, a quienes nos leen y siguen nuestras iniciativas por creer en nosotros y apoyarnos en esta lucha. Estamos seguros que juntos podremos construir esa Venezuela que quisiéramos pero que aún no logramos ver.

Para finalizar, solo quisiera compartir una reflexión final. El 2017 se proyecta como un año muy difícil, tan difícil como trascendental. Un año en el que, dependiendo de la acción de cada uno de nosotros, daremos un paso más hacia un Estado  democrático y encaminado hacia el desarrollo y la modernidad, o hacia el Estado fallido y primitivo hacia el cual hemos sido empujados durante los últimos meses. En tiempos duros como estos es normal que los seres humanos tendamos a asumir actitudes defensivas de supervivencia  que llevan al aislamiento egoísta del individuo y de su círculo más íntimo, en una especie de juego suma-cero en donde, ante la escasez de todos los recursos económicos y materiales, se tiende a ver al vecino, al compañero de trabajo, al prójimo, como adversario. Ambientes tóxicos como estos forman parte de los entornos propios que debilitan a las sociedades y fortalecen a los regímenes totalitarios. Es por ello que durante el próximo año debemos siempre recordar, por muy dura que pueda presentarse la situación, que tu adversario no es quien, al igual que tú, lucha por llevar la comida a su casa, o quien necesita la misma medicina, o quien lucha por lo que tu también necesitas.

No permitamos que los sentimientos y actitudes propias de la lucha por la supervivencia nos dividan como sociedad en una lucha entre nosotros mismos, y recordemos siempre que la única lucha que tiene sentido es la que debemos dar por un mejor país para todos nosotros, para nuestros hijos y las próximas generaciones.

Hagamos del 2017 un año en el que se imponga la sabiduría y la acción para hacer de Venezuela un país democrático, moderno, con oportunidades de progreso, respeto, libertad y desarrollo. Hagamos de Venezuela un país con presente y futuro para todos.

Que sea esta una Navidad para el crecimiento y la reflexión y que el 2017 encienda de nuevo las esperanzas para todos nosotros!!!!

Benigno Alarcón-Deza

Director Centro de Estudios Políticos

Universidad Católica Andrés Bello

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s