Destacado

El ecosocialismo como retórica

Tomada del Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina

Tulio Ramírez

Los gobernantes que han ejercido el poder durante el periodo del socialismo bolivariano en Venezuela, son de los que más han usado la retórica ambientalista y ecológica como propaganda política. El propósito ha sido, hacer ver a la comunidad internacional, que la revolución tiene como prioridad, no solo el cuidado y protección del medio ambiente en el país, sino  “contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana”. Es lo que textualmente declara el objetivo estratégico Nro. 5 en el Plan de la Patria 2013-2019 y que se repite en la versión para el 2019-2025.

Tal grandilocuencia y arrogancia discursiva, no solo quedó plasmada en ese documento que se ha querido vender como ley, no siéndolo. En un alarde de creatividad revolucionaria, cambiaron el nombre del Ministerio del Ambiente por el de Ministerio de Ecosocialismo y Aguas. Fue en 2015, durante el mandato de Nicolás Maduro.

Previo a la creación de ese singular ministerio, el extinto presidente Hugo Chávez ya había incorporado a su discurso el tema ecológico. El estrecho vínculo político con Evo Morales y con el proceso protosocialista boliviano, hizo que, a partir de sus viajes a La Paz como invitado a diversos actos políticos de apoyo al gobierno, participara en rituales tradicionales en honor a la Pachamama o  Madre Tierra. El extinto presidente terminó por apropiarse de una terminología telúrica, no venezolana, dándole un contenido anticapitalista.

Pero volvamos con el Ecosocialismo. Los ideólogos del gobierno bolivariano, definieron este inédito y curioso concepto  como “una corriente de pensamiento y de acción ecológica que hace propios los conocimientos fundamentales del marxismo, al tiempo que se libera de sus escorias productivistas. Rompe con la ideología productivista del progreso – en su forma capitalista y/o  burocrática- y se opone a la expansión infinita de un modo de producción y de consumo destructor de la naturaleza”. Así se lee en la página web de ese novedoso ministerio.

Por supuesto, no debería extrañar que un país que ha firmado Tratados Internacionales sobre la sustentabilidad del medio ambiente, y que suscribió en 2015 la Declaración de los Objetivos del Desarrollo, lleve adelante campañas y políticas públicas para preservar el ambiente y así evitar la catástrofe derivada del cambio climático. Ese no es el asunto. Lo que se ha denunciado es la descarada manipulación política para hacer creer a los ciudadanos que la lucha ambientalista es exclusiva  de los regímenes socialistas.

Ahora bien, la narrativa ambientalista y ecológica como bandera del socialismo no solo se ha limitado a los discursos oficiales, también se ha utilizado en la educación. El objetivo ha sido anclar en la mente de los niños y jóvenes que la misión del socialismo es salvar al mundo de su destrucción debido a la voracidad capitalista. Así lo manifiesta en el apartado sobre los Referentes Éticos y Procesos Indispensables del Diseño Curricular para la Educación Media del año 2017.

En el documento mencionado se señala que uno de los “Temas Indispensables” a ser abordado por los alumnos es el referido a la “Preservación de la vida en el planeta, salud y buen vivir“.  Cuando se describe este “Tema”, se adosan los daños ambientales en el mundo al capitalismo occidental. Se oculta de manera aviesa y manipuladora, la enorme contribución a esa destrucción, por parte de las economías socialistas en su afán por inundar el mercado internacional de mercancías usando el mismo esquema contaminante de las economías capitalistas.

Se lee textualmente en el diseño curricular comentado que, “la destrucción del planeta a manos de la voracidad de un sistema de producción y consumo que privilegia las ganancias y la mercantilización y que ha derivado en el cambio climático, la contaminación de las fuentes de agua, la depredación de los recursos, entre otros fenómenos  contemporáneos, dan cuenta de una situación global que pone en peligro la continuidad de la vida en el planeta y particularmente la continuidad de la especie humana”

La manipulación de la narrativa es evidente. Se muestra un abordaje maniqueo sobre tan importante tema. Se deduce, ante tal acérrima crítica a las economías capitalistas, que, la alternativa para salvar a la humanidad es la implantación del modelo socialista. Lo paradójico es que sea precisamente el experimento del Socialismo del Siglo XXI, el que más daño ha hecho al medio ambiente venezolano en toda su historia.

La retórica ambientalista y ecológica se le revierte al gobierno chavista. El modelo productivo extractivita y depredador del medio ambiente no solo no ha cesado, sino que se ha potenciado con la intención de vender o usar como pago a minerales estratégicos de alta demanda. La razón, obtener los recursos financieros a fin de mantener un modelo económico que se ha caracterizado por ser improductivo, ineficiente y corrupto.

El escocido originado por el Arco Minero pasará a la historia como la decisión gubernamental que generó la catástrofe ambiental más importante del país. Por ejemplo, la disminución del suministro de aguas o la contaminación de las mismas por efectos del uso del mercurio para la explotación minera, más la escasa inversión en el mantenimiento de los centros de distribución, han generado en un sector importante de la población, enfermedades como gastroenteritis, hepatitis C, cólera, giardasis y amibiasis

No solo no hay consistencia entre lo que dice el gobierno bolivariano y lo que hace en materia de sustentabilidad ambiental. La propaganda va por un lado y las medidas antiecológicas van por el otro. Basta con mirar las cientos de fotografías satelitales de la región donde opera el Arco Minero, para darse cuenta que el discurso ha sido solo para una galería difusa y amorfa, y las concesiones mineras, para otros.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s