Destacado

La relación Primarias-Negociación

El Diario

Benigno Alarcón Deza

A pesar del esfuerzo y las buenas intenciones que el equipo negociador de la oposición ha puesto en el proceso mediado por Noruega, pareciera que este proceso no va a desembocar en lo que se buscaba en principio que era una solución a la crisis política. Y esto es así básicamente porque estamos en un proceso asimétrico donde el gobierno está dispuesto a negociar algunas cosas, pero nada que ponga en peligro su control sobre el poder, mientras que las sanciones lucen insuficientes como punto de apalancamiento y algunos actores, con incidencia, parecieran estar dispuestos a renunciar a lo que se quería para conformarse con lo que se podría, para no salir con las manos vacías, lo que implicaría una grave desviación del memorando de entendimiento de México. Es así como la negociación se está desviando hacia lo social, que sería donde es factible conseguir algo. Algunos defensores de “la estrategia” creen que, luego de algunos acuerdos en lo social, se retomará la negociación política, es decir, las condiciones para las elecciones presidenciales de 2024, e incluso para las primarias. Mientras tanto, el tiempo para la escogencia oportuna de un candidato único opositor, que abonaría incluso a las fortalezas de la oposición en la mesa de negociación,  se agota, comprometiéndose los pasos y condiciones para lograr el éxito, no solo en la primaria, sino también en la presidencial

Hace pocos días llamó la atención una nueva declaración de Gerardo Blyde, jefe de la delegación de la Plataforma Unitaria en la Mesa de Negociación establecida en México en agosto del año pasado, según la cual hay, una vez más, «altísimas probabilidades de un pronto regreso al proceso de negociación”. Esto sorprendió porque ocurrió después de que su contraparte oficialista, Jorge Rodríguez, había insistido en que de su parte no habría disposición a sentarse en tal instancia, hasta tanto no se liberara a Alex Saab y se devolviera el avión venezolano incautado por la justicia argentina, un asunto que incomoda al régimen de Maduro.

Es evidente que el gobierno no está dispuesto a ceder en nada que ponga en peligro su permanencia en el poder y la oposición solo cuenta con unas sanciones que cada vez pierden más relevancia, gracias al know how y el apoyo de aliados con una larga trayectoria de sanciones. Por eso, el régimen no tiene mayores incentivos para regresar a la mesa de México y probablemente si existe la posibilidad de establecer algún acuerdo, será en lo social y no en lo político. Es decir, los posibles acuerdos no apuntan a lo que se quiere sino a lo que se puede. 

Sin embargo, entre la dirigencia opositora hay quienes están convencidos de que hay que dar una oportunidad a los esfuerzos de la delegación noruega y al equipo negociador para intentar algún avance en materia política, para lo cual es imprescindible una estrecha coordinación con el gobierno norteamericano, a menos que el gobierno decida asumir las consecuencias de dar el diálogo por terminado, lo que es poco probable que ocurra, por ahora. 

Es necesario destacar que no importa qué tan buen negociador sea, si las condiciones no permiten construir un acuerdo mejor que las alternativas que las partes tienen fuera de la mesa de negociación. 

Primarias versus consenso

El riesgo que representa esperar a que la negociación logre algún avance es que las decisiones claves sobre las primarias se vayan postergando. Aunque pareciera haber mucho tiempo de cara a las próximas elecciones presidenciales, pautadas en principio para finales de 2024, lo cierto es que mientras el gobierno ya está trabajando en función de mantenerse en el poder mediante un programa que contempla ciertas mejoras en servicios públicos que están en situación crítica como el agua, el gas y la electricidad, la movilización de sus partidarios mediante el plan 1×10, y algunas reformas económicas que han permitido mejorar la calidad de vida de un pequeño grupo de la población, la oposición aún no ha definido cómo se escogerá al candidato presidencial de la Plataforma Unitaria.

Por el momento, las primarias parecen imponerse como método de selección de dicho candidato. Sin embargo, hay quienes plantean el consenso como una mejor opción. En esa línea destacan Eduardo Fernández (del partido Unión) y Felipe Mujica (MAS) -partidos de pequeña dimensión-, entre otros más discretos pero que también consideran que el consenso pudiera ser el camino. No obstante,  el consenso puede representar altos riesgos tomando en cuenta el fraccionamiento y la debilidad de la oposición.  Sobre las primarias, afirman que es un proceso muy complejo, que corren el riesgo de ser boicoteadas por el gobierno y de convertirse en motivo de confrontación entre opositores, en lugar de ser un factor de unidad.  La dirigencia de la Plataforma Unitaria asegura que no descarta el consenso, pero la realidad política del país requiere de un proceso de primarias que legitime a un candidato unitario.

Aunque la dirigencia de la Plataforma Unitaria se ha mantenido de bajo perfil, se sabe que en estos momentos se encuentran en un proceso de consulta entre los propios partidos que la conforman y otros para ampliar el número de organizaciones políticas que participarían en las primarias para conformar una verdadera unidad opositora. Se espera que a finales de agosto se tomen decisiones que, probablemente, no sean las óptimas sino las posibles. 

A lo interno de la Plataforma Unitaria se considera fundamental lograr recuperar la credibilidad para que la población sienta la esperanza de un cambio porque, de acuerdo con el último sondeo de opinión realizado por la firma Delphos y el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno (CEPyG) de la UCAB, se observa que un 72% de la población continúa considerando necesario un cambio de gobierno y quiere participar en un proceso de elecciones con condiciones mínimas que garanticen que su voto será respetado. De hecho, esa misma encuesta revela que más del 80% de los opositores se inclina por las primarias para definir el candidato unitario opositor.

Por otra parte, la Plataforma Unitaria decidió crear una comisión electoral para las primarias, que sería la máxima autoridad de este proceso, y estaría integrada por cinco miembros principales y cinco suplentes,  personas de conocida trayectoria. Esta comisión se encargará de garantizar que haya igualdad para los candidatos y transparencia en el manejo de los recursos. Eso es fundamental porque es lo que dará credibilidad al proceso y legitimidad al candidato electo. A los partidos se les ha pedido que participen en la definición de las condiciones de la elección y en el programa de gobierno, además del compromiso de reconocer el resultado de las primarias. 

Otros temas que se estarían trabajando de cara a las primarias son las inhabilitaciones y el voto en el exterior, este último de mucha complejidad, pero de gran importancia por los millones de venezolanos que han emigrado en busca de mejores condiciones de vida, y que pueden ser la diferencia entre ganar y perder una elección presidencial.

Todo lo anterior es relevante pero también lo es que se defina una fecha porque esto podría cambiar de manera significativa el ánimo de la oposición. A partir del momento en que se celebre la primaria, y se estimule la participación, que podría estar hoy entre cuatro y cinco millones de personas que elegirían a un candidato unitario, es predecible que la mayoría de la gente lo aceptaría como un nuevo líder legitimado por la voluntad de quienes participen en el proceso, lo que además mejoraría sustancialmente la posición de la oposición de cara al proceso de negociación, al constituirse en una amenaza real para la continuidad del régimen.

Asimismo, hay que estar conscientes de que no todos van a participar, aunque se haga el mayor esfuerzo, porque hay candidatos muy dependientes del gobierno, cuyo propósito es opuesto a contribuir con la unidad y fortalecimiento de la oposición. 

En todo caso, es necesario insistir en que hay que acelerar la decisión y el anuncio sobre la fecha de la primaria a fin de modificar las condiciones del juego político, fortalecer la posición del equipo negociador, e iniciar el proceso de estructurar una organización sólida de la oposición, que no luce posible antes de definir al liderazgo que asumirá el reto y la responsabilidad.  Solo tras la elección es posible iniciar un conjunto de  tareas clave que deben emprenderse cuanto antes, tales como lo son los acuerdos políticos electorales y postelectorales, la conformación de comando de campaña, la estrategia a seguirse en el caso de que el candidato elegido esté inhabilitado o se le inhabilite posteriormente. Escoger tarde al candidato puede llevar a un escenario complicado porque hay acuerdos que serán difíciles de alcanzar. 

En conclusión…

Aunque se ha anunciado un posible regreso a la Mesa de México, las posibilidades de que se logren acuerdos políticos son escasas, dado que el régimen no siente presión para ceder en cualquier aspecto que implique algún riesgo asociado con su permanencia en el poder. Todo parece inclinarse hacia lo que se puede y no a lo que se debe desde el lado opositor, mientras no se modifique la estructura del juego de poder entre gobierno y oposición.

El problema para la Plataforma Unitaria es que, si espera demasiado a que se logren acuerdos en los temas político-electorales para tomar decisiones clave sobre el proceso de primarias, éstas podrían retrasarse, lo que restaría margen para afrontar el reto de las presidenciales de 2024.

De allí que es necesario afrontar la realidad del escenario de negociaciones de cara a los esfuerzos que hace Omar Barboza para construir acuerdos entre partidos y actores de la oposición para unas primarias que deben anunciarse cuanto antes. Incluso es necesario considerar que el anuncio de primarias, y más aún una primaria exitosa, cambia el balance de poder entre gobierno y oposición y da mayor simetría a una negociación que hoy es totalmente asimétrica a favor del gobierno, y que por lo tanto no tiene la cooperación mutua como escenario posible, al menos que se simetrice el juego. 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s