Destacado

Propuesta de un nuevo CNE es un ataque a la institución y al voto

El politólogo Enderson Sequera advirtió que un nuevo proceso burocrático para designar un nuevo órgano electoral podría “neutralizar” el proceso de primaria de la oposición que ya sufrió su primera baja: Nicmer Evans

Héctor Antolínez

El Consejo Nacional Electoral (CNE) ha sido noticia en los últimos 9 meses por dos motivos: su negativa a nombrar un sustituto para Tania D’Amelio que dejó el cargo de rectora en abril de 2022 y lo poco que ha hecho para impulsar la inscripción de votantes en el Registro Electoral. Sin embargo, arrancando el 2023 otra cosa hizo aparecer al organismo en los titulares.

El anuncio por parte de Jorge Rodríguez de que la Asamblea Nacional estaba “considerando” la posibilidad de designar un nuevo directorio fue algo que pocos vieron venir. El presidente del Parlamento aseguró que esta propuesta nació de las reuniones que sostuvo Nicolás Maduro con algunos factores de la oposición. En verdad fue el propio Maduro el que asomó la idea en forma de comentario en un encuentro en diciembre con la Alianza Democrática como se dijo desde esta coalición.

Griselda Colina, actual rectora suplente del CNE, alertó que si el chavismo que controla el Poder Legislativo en efecto designa un nuevo directorio, atacaría directamente a la institucionalidad del órgano comicial.

En referencia al proceso de designación de los actuales rectores, Colina reconoció la existencia de cuestionamientos a la AN que llevó a cabo ese proceso, pero resaltó que independientemente de estas críticas, “fue un proceso que inició una incipiente institucionalidad electoral”.

“Es peligroso que se pretenda cambiar al CNE, pero además ¿bajo qué argumento?, ¿cuál argumento mueve este cambio? La directiva (actual) fue nombrada por un procedimiento regular que cumplió con todos los requisitos y que cumplió con la participación de todos los sectores”, dijo.

Colina insistió en que es importante respetar la institucionalidad y “el camino andado” ya que según ella este país necesita de “instituciones que le respondan y una verdadera institucionalidad electoral”.

“Ante el escenario uno tiene que ser coherente, entender que la ruta electoral no es algo que se decidió por alguna aspiración etérea sino porque esa ruta es un derecho y se debe respetar. Es un derecho elegir y ser elegido”, comentó.

Para la rectora suplente a pesar de que “faltó mucho” por hacer en el año 2022, en el 2021 se llevó a cabo un proceso electoral que logró ciertas garantías, al menos las suficientes para lograr que un sector importante del país volviera a las urnas electorales.

“Un 40% de participación nos habla de un ciudadano que rompió con la abstención y eso se logró con un CNE que fue nombrado en la forma en la que se hizo, pero también nos habla de un CNE que logró garantías y condiciones. Eso es algo que se debe reconocer”, agregó.

Lo que se esconde tras un posible nuevo CNE

A juicio del politólogo Enderson Sequera hay varias razones por las cuales el chavismo habría asomado la posibilidad de designar un nuevo directorio del CNE, la primera de ellas es directamente neutralizar el proceso de primaria de la oposición venezolana, uno que ya ha sufrido por los conflictos internos del G4 y las acusaciones de corrupción, las mismas que fueron citadas por Nicmer Evans para retirarse de la contienda.

Sequera argumenta que la designación de un nuevo CNE no es algo que se haga a través de un simple decreto, sino que “es algo que lleva todo un procedimiento y la AN es muy protocolar cuando le conviene”.

“Ahí, designando un nuevo CNE,  se pueden ir unos cuatro meses, en política no es mucho, pero para una oposición en el estado en el que está puede significar el fracaso del proceso de la elección primaria, más si aspiraban a tener algún tipo de apoyo técnico”, dijo.

Otro planteamiento hecho por Sequera es que “el chavismo no tiene ningún problema en robarse las elecciones presidenciales del 2024”, aunque “preferiría ganar dichas elecciones sin tener que hacerlo”.

“Una manera de ganar las elecciones es desalentar la participación para ese proceso y una de las formas de hacerlo es designar un CNE de forma unilateral. Este CNE se ha vendido como el mejor de los últimos años, quizás sea verdad, pero es un CNE que no deja de responder al chavismo”, expresó.

A su juicio, designar un nuevo CNE tendría “un efecto importante de descrédito” en la institución, algo que por ejemplo, “podría hacer que algunos partidos, los de línea más dura”, pongan en duda su participación en las presidenciales.

Para Sequera estos movimientos del chavismo, se concreten o no, reflejan el sentir del actual partido de gobierno, uno que se sabe minoría y que está buscando la manera de incrementar sus posibilidades de victoria.

“El chavismo sabe que no es mayoría, ellos no se caen a embuste, son la minoría más organizada del país. Ellos tienen los números de encuestas, levantan datos en tiempo real y tienen todo el aparato de las UBCH que les informa la realidad. La cuenta que ellos sacan es que aun con una oposición débil no quieren correr ningún riesgo en las presidenciales”, puntualizó.

Al preguntársele si creía que la oposición pudiera responder a lo que está ocurriendo con el CNE, Sequera dijo que “es poco probable que se pueda frenar una designación unilateral” y explicó que lo único que podría hacer es intentar revertir el efecto de desmotivación que esta tendría en la población.

“Creo que lo único que la oposición puede hacer (frente a la designación de un nuevo CNE) es revertir el efecto que vaya a tener y esto se logra con una primaria exitosa, que ayuda con la crisis de la credibilidad pero que además permita señalar un camino unitario que inspire y motive al país”, cerró.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s