Opinión y análisis

El dilema de la oposición

Posmonición PortadaPDF   compartir

Hector Briceño / 23 de abril de 2015

No es un secreto que el chavismo sea una mixtura de actores de las más diversas ideologías e intereses, que aglutina actores tan opuestos como militares y el Partido Comunista, y desde empresarios hasta partidos evangélicos. Todos ellos unidos por una fuerza externa y una interna: su supervivencia y el deseo de permanencia en el poder. Pero el chavismo no es el único conglomerado que reúne en su seno actores con los más divergentes y e incluso contradictorios intereses.

Posmonición 2La oposición también es un archipiélago de actores e ideologías, y al igual que al chavismo, los une una fuerza externa y otra interna: la necesidad de supervivencia y una visión de pluralidad democrática. Sin embargo, uno de sus principales problemas es que funciona mejor cuando su supervivencia está bajo amenaza, es decir, cuando la atacan desde el gobierno.

Cuando el chavismo ataca a la oposición, esta cierra filas y responde de forma más o menos coherente ante las amenazas, olvidando las problemáticas internas y mostrando una verdadera y profunda unidad. Así sucedió, por ejemplo, cuando detuvieron a Antonio Ledezma, a Daniel Ceballos y a Enzo Scarano.

MARCHA PARA RECHAZAR DETENCIÓN DE ANTONIO LEDEZMAPero cuando la oposición está libre de amenaza, la otra fuerza que la mantiene unida es su visión plural y democrática de la política, aquella que los opone a quienes conciben la política en términos antagónicos y excluyentes: los promotores de la hegemonía autoritaria.

Es por eso que lo que los sigue definiendo, a pesar de sus extensas y diversas propuestas políticas, es su oposición al régimen actual. Sin embargo, esta fuerza parece desvanecerse en la medida que la oposición se acerca al poder. Así sucedió durante el año 2014.

En ese momento, el deterioro de los indicadores de simpatía, popularidad y evaluación de la gestión de gobierno fue interpretado por sectores opositores como la posibilidad de un cambio de gobierno, abriendo la puerta para la competencia entre los proyectos políticos alternativos de los diversos actores que componen la oposición.

Posmonición 4A medida que transcurre el tiempo, la oposición se acerca al poder. Todo apunta a que la disminución de la popularidad del gobierno, del partido de gobierno y de sus principales líderes, aunado al deterior de la calidad de vida de los venezolanos, terminará (a menos que se cambien las reglas fundamentales de la democracia) con el traspaso del poder a mediano plazo (a través elecciones presidenciales o referéndum presidencial).

Para entonces la oposición debe resolver su dilema interno: ¿Cómo conciliar los diversos proyectos y visiones de país que conviven en su interior? ¿Cómo mantener la unidad más allá de la lucha contra el autoritarismo?

Posmonición 5La salida del poder del chavismo está relacionada con su gestión de gobierno. El acceso al poder y especialmente el éxito de un eventual gobierno de oposición está relacionado con la posibilidad de construir una alternativa de gobierno coherente, incluyente e integrador, alrededor del cual las fuerzas democráticas se unifiquen y trabajen juntas en una misma dirección. De ello depende, no sólo el futuro de la oposición, sino del país entero.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s