Editorial

Editorial N° 65: ¿Qué dice la gente?

Editorial Portada (1)

¿Qué dice la gente?

PDF   compartir

Daniel Fermín A.  / 21 de mayo de 2015

Con el objetivo de indagar percepciones, actitudes, orientaciones y expectativas de la ciudadanía en relación con el sistema electoral venezolano en el marco de las elecciones parlamentarias, desde el Centro de Estudios Políticos de la UCAB llevamos a cabo nuestro último estudio.

Recién salidos del horno,  los resultados son realmente interesantes.  En este Editorial comentaremos cuatro de los hallazgos más significativos de este estudio realizado por Delphos, cuya presentación y ficha técnica pueden consultar aquí.

Un primer hallazgo da cuenta de la creciente despolarización del país.  55,1% de los entrevistados se identificaron fuera de los polos.  Incluso se despolarizan las percepciones: 9 de cada 10 venezolanos considera que el país está estancado o en retroceso.  Si vemos esto con más detalle, esta afirmación es compartida por 53% de los que se consideran “resteados con Maduro”, 77,7% de la mayoría de chavistas que se consideran “chavistas no-maduristas”, y por prácticamente la totalidad de los que consideran que “todos los políticos son iguales” (93,4%), los que se consideran de “oposición no con la MUD” (96,9%) y los “resteados con la MUD” (99,4%).  En esto influyen, sin duda, factores como haber pasado dos años sin elecciones, la ausencia física y simbólica de Hugo Chávez y el deterioro generalizado de las condiciones de vida.

Un segundo hallazgo tiene que ver con el aumento de la desesperanza.  Los resultados muestran cómo la percepción negativa sobre la situación del país ha aumentado significativamente en los últimos dos años, ubicándose, para 2015, en 86,9%.  Esto da lugar a que se consolide el pesimismo en todos los sectores políticos, como comentamos en el apartado anterior sobre la despolarización de las percepciones.  Especialmente relevante, por atípico, son las respuestas a dos preguntas: En primer lugar, ante la pregunta de si en los próximos doce meses la situación económica será mejor o peor, 69% de la población piensa que la situación económica empeorará en el próximo año.  Asimismo, 6 de cada 10 venezolanos piensa que sus hijos vivirán igual de mal o incluso peor que ellos, proyectando así hacia el futuro la visión pesimista.

Un tercer hallazgo tiene que ver con el deterioro de la confianza en el CNE, producto, entre otras cosas, del proceso de elección de rectores y expectativas de renovación insatisfechas.  Apenas 4 de cada 10 venezolanos confía en el Consejo Nacional Electoral.  La percepción de desconfianza hacia el árbitro es compartida, incluso, por 41,2% de los chavistas no-maduristas.  57,5% piensa en mayor o menor medida que en el CNE se pueden cambiar electrónicamente los resultados, 61% asocia las captahuellas electorales con las que encuentran en los abastos y farmacias y 62,2% considera que el voto no es secreto.

A pesar de todo, y con esto hacemos el último comentario del estudio para este Editorial, existe una alta disposición a votar, distribuida de forma muy similar entre todos los grupos, independientemente de su identidad partidista.  69% de los venezolanos considera que vale la pena votar en elecciones organizadas por este CNE.  Es decir, a pesar de que aumenta la desconfianza en el árbitro, aumenta el valor del voto.  87% afirma: “pase lo que pase iré a votar en las elecciones de la Asamblea Nacional”, mientras que 85% dice que “llegamos hasta aquí con el voto y saldremos de aquí con el voto”.  Esto refleja de manera inequívoca la convicción democrática sólidamente asentada de los venezolanos.

Queda mucho por comentar, entre ello la intención de voto y la confianza en las instituciones.  Los invitamos a revisar detenidamente nuestro estudio y a difundir esta importante información para una mejor comprensión de las percepciones ciudadanas del sistema electoral y de los retos que tenemos por delante en el fortalecimiento de nuestra democracia.

En la sección Opinión y Análisis, el Director del Centro de Estudios Políticos, Benigno Alarcón, ofrece una nueva entrega de su columna El Faro.  Lo hace con un artículo titulado La relación entre transición, sanciones y Fuerza Armada, que llama poderosamente a la reflexión.  Alarcón parte de lo que considera un hecho cierto: “la continuidad del proyecto oficialista dejó de ser políticamente viable”, para luego analizar, de la mano de Lindberg y Dahl, los costos de salir del poder y el papel de la Fuerza Armada en la transición.

En su Debate Ciudadano, Carlos Romero trata un tema importantísimo en La recuperación de las Parroquias y sus Juntas Parroquiales.  El artículo maneja distintos escenarios y destaca el recurso de nulidad que reposa en el Tribunal Supremo de Justicia desde el año 2011, que podría contribuir a que se restituyan las Juntas Parroquiales.  A pesar de que el autor considera que esto no es posible en lo inmediato, llama a no ignorar esta tarea, ya que “representa una oportunidad institucional para el reencuentro con la democracia desde lo local y para el reconocimiento del municipio como actor clave del desarrollo”.

Guillermo Ramos Flamerich escribe esta semana Nicolás Maduro y los caballos que hablan, en su columna Cable a Tierra.  Dice Ramos Flamerich que “la fiesta del barril de petróleo se convirtió en tapadera e ilusión de un país a la deriva”, y que ya no da para más.  Tras analizar el desempeño del gobierno y la oposición, el autor propone como alternativa un país signado por lo propositivo, la constante discusión y la pluralidad de las ideas.

Queremos cerrar este Editorial reiterando nuestra invitación abierta a todos nuestros apreciados lectores al Seminario Internacional sobre Integridad Electoral y Condiciones de Campaña, que llevaremos a cabo el próximo jueves 28 de mayo, a partir de las 8 de la mañana y hasta la 1 de la tarde en las instalaciones del Hotel Caracas Palace, ubicado en la urbanización Altamira del municipio Chacao, frente a la Plaza Francia.

En este evento, contaremos con la presencia de más de 13 invitados nacionales e internacionales de renombre y representación de CAPEL y el Acuerdo de Lima.  El Seminario contará con dos paneles: uno sobre Integridad Electoral en la campaña y otro sobre Integridad Electoral y la observación electoral.

Estaremos muy complacidos de contar con su participación y de construir juntos los consensos necesarios sobre la necesidad de dar legitimidad a nuestro sistema electoral como mecanismo para la resolución pacífica e institucional de nuestros conflictos políticos.

¡Allá nos vemos!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s