Opinión y análisis

El ojo del huracán

Cable a Tierra PortadaPDF compartir

Guillermo Ramos Flamerich – 17 de julio de 2015

En la carretera que conecta a El Junquito con la Colonia Tovar, tres hombres celebran con cerveza y caña clara el triunfo de su gallo en la última contienda. Son 40.000 bolívares que les toca repartirse. Entre risas a ritmo de bachata y música llanera, reflexionan lo que pueden hacer con ese dinero. Pero es mejor no pensar tanto, están conscientes que los 40.000 bolívares de hoy no son los mismos de hace dos semanas ni serán los mismos del día de mañana.

Cable a Tierra 2(1)“Dicen que ya no se va a conseguir más cerveza…”, afirma el criador del gallo. El de la gorra del Buque Escuela Simón Bolívar, responde: “¡Pero aquí no! Hay que celebrar que hoy tenemos de todo”. El tercero les dice: “¿De todo? Pero ni comida se consigue. Dígame la Harina Pan… Y lo barato, como las sardinas, ahora están en 180”.

Este último es miembro de una milicia, pero desahoga su indignación burlándose de Nicolás Maduro, imitándolo y mencionando el también devaluado término de Patria: “Comeremos Patria”, refiere con una carcajada sincera. Un retrato que es parte de la asfixia generalizada de la cotidianidad en Venezuela. Una crisis, un país, un país en crisis que no consigue rumbo para salir de este desvarío. De una vieja consigna tantas veces chillada y que hoy aturde: “¡Mientras haya petróleo, que siga la fiesta!”. Seguimos teniendo petróleo, pero la fiesta hace tiempo terminó.

Cable a Tierra 3-1Porque hoy los venezolanos estamos en el Ojo del Huracán, no nos percatamos de la magnitud del momento histórico en el que vivimos. Entre el día a día de subsistir y cuidarnos ante tanta violencia, las noticias insólitas que cambian todo en cuestión de minutos y el letargo por parte de los que nos gobiernan, solo dejan un sabor de desesperanza. Pero en pocos meses tenemos unas elecciones a la Asamblea Nacional.

Aunque la estrategia del gobierno en lo económico es no hacer nada, que continúe esta caída libre y en lo político: por un lado intentar que el guateque de recursos y el marketing electoral se apoderen de la campaña y por el otro, arreciar en el atropello con acciones como la inhabilitación de María Corina Machado y todas las trabas que puedan colocar de aquí a diciembre. A pesar de todo esto, el descontento sigue en ascenso y los números al gobierno ya no le cuadran. Participa, vota, vive estas elecciones… que algo queda, parafraseando al periodista Kotepa Delgado con su columna Escribe, que algo queda.

Cable a Tierra 4(1)Esta desesperanza se supera participando en cada espacio de una democracia que no vive en nuestras instituciones, sino en lo más profundo de cada ciudadano que se resiste a que el abuso, la corrupción y la muerte triunfen en un país que es del tamaño y de las posibilidades de los sueños y el compromiso de los venezolanos. Sí, es una tarea de resistencia, resistencia contra el olvido y la injusticia.

1 reply »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s