Carta del Director

Carta del Director

Carta-del-director

PDF compartir

Carta del Director

Este nuevo año, en el que deseo a todos lo mejor posible, pese a las complicaciones propias de un tiempo que será cualquier cosa menos estable, inició mis reflexiones en un nuevo espacio que será una carta abierta mucho más breve que mi columna El Faro y con frecuencia semanal. Esta carta, si bien comparte con El Faro el objetivo de orientar al lector sobre las tendencias que definen nuestros escenarios, busca hacerlo de una manera más ágil, atendiendo a lo que pasa cada semana, a fin de tratar de ser oportuno en nuestras reflexiones sobre la coyuntura y dejando el análisis más elaborado, que siempre  necesita de un mayor tiempo de maduración, para los artículos de El Faro.

Iniciamos así la carta de esta semana con la noticia que fue centro de la atención de todos al cierre de la pasada, la negativa a aprobar el Decreto de Emergencia del Ejecutivo por una mayoría que, aunque muchos quizás no se hayan dado cuenta, fue equivalente a dos tercios de los diputados presentes (108 vs. 54). La pregunta para muchos es ¿Y ahora qué?

Detrás de esta noticia, hay un hecho quizás más importante que la negativa misma a aprobar este decreto. La negativa al decreto de emergencia era un hecho esperado por todos, que en sí no constituía ninguna sorpresa.  Pero el hecho de decidirse por una mayoría inequívoca constituía, junto al desalojo de las imágenes de Chávez de la Asamblea Nacional, una manifestación indiscutible de un nuevo balance de poder entre el gobierno y la oposición.

La materialización del poder de una nueva mayoría política que comienza, como los bebés a los pocos meses a dar sus primeros pasos, a tratar de imponer su recién descubierta independencia, e inevitablemente a caerse, levantarse y romper algunas cosas en la media que aprenden a caminar, nos anuncia la inminencia de una confrontación entre el Legislativo y el Ejecutivo, y también con el Poder Judicial y militar, que si bien se viene postergando, pareciera inevitable.

¿Por cuánto tiempo más puede postergarse una confrontación como ésta? Considerando el ritmo de una realidad económica que, según el Fondo Monetario Internacional, nos amenaza con índices de inflación de 720% para este año, y que la aprobación del decreto en nada habría cambiado, parece que no mucho más allá de lo que la gente tarde  en darse cuenta de que se puede estar mucho peor de lo que se habían imaginado el año pasado.

Al factor económico, que pareciera no tener remedio con un gobierno que está convencido de que puede comprar tiempo para salvar su decreciente capital político con la impresión de dinero inorgánico que, según el flamante nuevo ministro de economía y finanzas, Luis Salas, no genera inflación, se suma al menos otro de naturaleza política que,  si la oposición que hoy domina la Asamblea no ha asumido lo hará en breve cuando comiencen a aparecer algunas mediciones de opinión pública sobre la gestión de la Asamblea Nacional, y es que la legitimidad de todos los parlamentos en el mundo tiene alas cortas, por lo cual la única manera de despegar es acelerada desde el principio de la pista y sabiendo, como los buenos pilotos, cuando tirar del timón y hacerlo sin titubeos.

En conclusión, la crisis económica no tiene remedio con este gobierno y puede arrastrar en su caída rápida a la Asamblea Nacional si esta no se muestra competente como alternativa de poder y lista para producir los cambios que prometió en un periodo relativamente corto. Apostemos, por el bien del país, a que así sea porque el tiempo y el espacio para hacerlo es limitado.

Benigno Alarcón Deza

Director

Centro de Estudios Políticos

Universidad Católica Andrés Bello

1 respuesta »

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s