Columnistas

A donde hemos llegado

genteenlacalle696

PDF compartir

José Bucete – 5 de marzo de 2016

El venezolano es una persona de grandes atributos. Muchas son las campañas publicitarias donde se ha buscado resaltar dichos atributos: la amistad, la solidaridad, el compañerismo, el buen humor, el optimismo, entre muchas otras grandes y buenas cosas.

Para nada pretendo desmentir estos atributos porque sería egoísta de mi parte. Lo que sí pretendo es poder sacar el mayor provecho de ellos, pero sobre todo, rescatar lo que parece a todas luces hemos perdido por la invasión de tantos anti valores que se han incrustado en nuestra sociedad.

46411VenezuelaDurante mucho tiempo los venezolanos habíamos logrado vivir con nuestras diferencias y discrepancias, pero existía tolerancia. Se imponían los valores sociales y comunes que nos movían a todos, pero de un tiempo para acá ese colectivismo ha ido desapareciendo, encerrándonos más y más en nuestro muy pequeño entorno, en una bola de cristal que pareciera alejarnos no solo físicamente, sino que nos hace inmunes al resto de los problemas que aquejan a las grandes mayorías.

Culpar al difunto presidente Chávez como único culpable de esta terrible condición ciudadana obviamente sería injusto, pero entender y saber que por su modo de gobernar autoritario, despótico, soez y falto de reconocimiento del adversario exacerbó esos sentimientos y anti valores sociales, es una realidad del tamaño del sol. Pero nosotros, el ciudadano común, también tenemos culpa de esto, porque nos dejamos envenenar por un discurso cargado de resentimiento y odio, que nos dividió como sociedad y nos alejó como ciudadanos que compartimos esta tierra maravillosa. Nos dejamos dominar por la emoción, por el sentimiento y se nos olvidó la racionalidad que debe imperar en nosotros. Nos dividimos en buenos y malos, redentores y redimidos, en agradecidos y envidiosos; todos sentimientos y ninguno lleno de contenido de realidad porque al final los problemas los seguimos teniendo, compartiendo y muchas veces con la impotencia de no poder resolverlos.

Dios ha sido exageradamente bondadoso con nuestro país cuando nos ha dado tanta riqueza en un espacio quizás hasta pequeño, pero cómo hemos mal aprovechado, mal invertido y mal usado todos esos recursos que de forma natural tenemos. Hoy somos víctimas de la corrupción, malos gobiernos, malos servicios públicos y pare de contar. Sin embargo parece que todo en Venezuela se resume en que “somos un país rico”, y paradójicamente tenemos 70% de pobreza, tenemos hermanos venezolanos que ya no comen sino escasamente 1 vez al día y todo parece que va hacia peor. Ciertamente vemos la indolencia del gobierno, a quién parece solo importarle tener el poder para mandar y no para transformar, para imponerse y no para resolver los problemas sociales. Mientras que esto pasa, ¿los venezolanos qué hacemos o cómo vemos la situación?

Hoy la amplia mayoría del país piensa, siente y sabe que las cosas no andan bien, pero la principal razón por la que las cosas no andan como quisiéramos es porque la cantidad de dinero que ganamos no nos alcanza, o se hace más difícil conseguir el dinero en la calle, o porque el gobierno está quebrado y no me paga ya sea mi contrato o mi misión; es decir, pareciera que nuestros problemas como sociedad giraran únicamente entorno al dinero, a las cosas materiales y no a eso intangible, que no vemos, no podemos palpar pero que es tan importante, esos valores sociales, individuales, espirituales que deben regirnos como punto de encuentro de la sociedad.

Parece que se nos olvida que en 2010 tuvimos una gravísima crisis eléctrica, que desde hace años los servicios están colapsados y que desde hace mucho tiempo venimos arrastrando la aguda escasez y la alta inflación.

MinMujer - Noticias - 2015-04-30 20-27-58 - Ministra Requena- Los temas de las mujeres deben convertirse en temas generales de la sociedad venezolana_3El individualismo nos ha carcomido como sociedad y por ende hemos sido, por acción o por omisión, culpables de que Venezuela esté como está. Pareciera que si tengo la cartera llena de dinero el problema de mi vecino no me afecta, si tengo escoltas el problema de la inseguridad es de otros y no mío, si el hueco está por la calle por donde no paso, para mí es inexistente. La verdad es que todos estos problemas nos involucran a todos, no solo a la dirigencia política, sino a todos como ciudadanos.

Encaminar al país por otro rumbo pasa ciertamente por cambiar al gobierno y su modelo, pero pasa por cambiar nuestra visión de la sociedad, abrirnos a buscar las mejoras en conjunto, luchar por compartir visiones de país por encima de nuestras diferencias ideológicas. Dejar de ser una sociedad idólatra de cualquier líder mesiánico que nos quiera envolver en un discurso retórico cargado de sentimiento y no de respuestas; mucho menos seguir adorando a líder que ya murió y elevarlo al nivel de Dios. Esos comportamientos como sociedad no nos hacen bien.

No podemos pensar de primero en las salidas más fáciles, las más cómodas porque los cambios no se dan de un día a otro, se gestan, se luchan, se sudan y se sufren, esa es la garantía de que se pueden concretar. Irse, abandonar a nuestro país es como dejar enferma a la madre.

Con este pequeño artículo intento que cada uno de nosotros haga una introspección y que busquemos nuestras mejores cualidades, nuestras fortalezas y salgamos con fuerza a construir entre todos esa nueva Venezuela. Rescatar a nuestro país, renovarlo y reconstruirlo debe venir de la base de esos valores que algún día enamoraron a los miles de inmigrantes que llegaron y sintieron ese cambio, sintieron esa sociedad abierta y amable. Espero que estas palabras no caigan como reclamo, sino como un llamado que todos debemos hacernos a seguir luchando por esa nueva Venezuela que resplandecerá con el esfuerzo y amor de todos. Dios les bendiga.

1 reply »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s