Opinión y análisis

La política, estúpido

1452914542_extra_big

PDF compartir

Juan Manuel Trak – 4 de marzo de 2016

A dos meses de la instalación de la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre de 2015, la situación política, económica y social de Venezuela se ha agravado. Para algunos opinadores de oficio el problema fundamental es lo económico y la situación se resuelve devaluacion-venezuela-bolivarestomando un conjunto de medidas económicas que rectifiquen los grandes desequilibrios que vive el sistema económico venezolano. Sin embargo, la situación es evidentemente mucho más compleja, el comportamiento de la economía en cualquier país del mundo depende de las decisiones que se tomen en el proceso político. Es el gobierno, como diseñador e implementador de las decisiones políticas (políticas públicas), quien regula el funcionamiento del sistema económico, redistribuye los recursos escasos entre diferentes actores que tienen demandas múltiples y debe buscar soluciones para mantener y mejorar la calidad de vida de la gente.

Al día de hoy, queda claro que el gobierno nacional es incapaz de tomar las medidas necesarias para salir de la crisis, motivo por el cual la salida de la crisis pasa necesariamente por una solución política, y la mayoría del país lo sabe. Según la encuesta de Venebarómetro de febrero de 2016, a 85% de los venezolanos les gustaría un cambio en la conducción del país, frente a un 11% que no les gustaría.

Sin embargo, el cambio es mucho más que la sustitución del presidente y su equipo de gobierno. Si entendemos la política como la manera como se distribuye el poder en una sociedad dada, lo que necesitamos como país es una nueva redistribución del poder. Desde la llegada de Chávez al poder en 1998 su objetivo fue concentrar la mayor parte del poder. Así, la Constituyente le dio más prerrogativas al Presidente y aumentó su influencia en todos los sectores políticamente estratégicos del país: Petróleo, Fuerza Armada, Tribunal Supremo de Justicia, Consejo Nacional Electoral, Asamblea Nacional, Poder Moral. Al mismo tiempo redujo toda capacidad de ejercicio de poder a otros actores como gobernadores, alcaldes, partidos políticos, medios de comunicación, sector privado, sociedad civil organizada.

marcha-doctores-socialismo-e1428152336534La consecuencia de lo anterior es un sistema político cada vez más cerrado, en donde las demandas de la sociedad no son escuchadas ni satisfechas por un gobierno que es cada vez menos responsable ante los ciudadanos que lo eligieron. Las trabas ideológicas, pero fundamentalmente los intereses y privilegios que han crecido alrededor del Estado, impiden que se toman las decisiones necesarias para salir de la situación actual. De allí la necesidad de cambiar no solo el gobierno sino el sistema, es necesaria una nueva distribución del poder mucho más democrática, más justa y más equitativa. De lo contrario no va a ser posible salir de la crisis económica y social que vivimos el día de hoy.

Así las cosas, si bien la gente tiene derecho a concentrarse en resolver las penurias económicas que vivimos, la realidad es que la solución a la situación es de orden político y no meramente un problema técnico-económico como dicen algunos opinadores. En resumen, es la política, estúpido.

1 reply »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s