Destacado

Los autoritarismos se expanden

Foto: CNN en español

Félix Arellano

Es una tendencia bastante generalizada que los gobiernos que asumen modelos autoritarios, asignen particular importancia a la acción internacional, en particular, la conformación de un entorno favorable, en la mayoría de los casos, tratando de exportar su proyecto como mecanismo de garantía de su sobrevivencia y respaldo internacional. Frente a tal dinámica, lo delicado es la débil reacción de la comunidad internacional, en muchos casos, inicialmente complaciente o silenciosa; reaccionando cuando la situación se torna más compleja y alcanza niveles de gravedad.

Son diversos los casos que evidencian tal situación; ahora bien, cercanos y en plena efervescencia encontramos la revolución bolivariana en Venezuela y la revolución islámica en Irán. No obstante las grandes diferencias entre estos dos procesos, como proyectos autoritarios presentan algunos rasgos comunes en su decisión de perpetuarse en el poder, alcanzar el máximo control interno y lograr la expansión de sus modelos.

En estos momentos la revolución islámica acapara la atención internacional, tanto por el ataque mortal a la caravana que conducía a varios jerarcas militares tanto de Irán como de Irak, en el aeropuerto de Bagdad, el pasado viernes 03 de enero, asesinando a todos los integrantes, entre ellos al General Qasem Soleimani, jefe de las fuerzas especiales Quds, sección elite de los Guardianes de la Revolución iraní, considerado el segundo en el poder en la jerarquía islámica; como por la reciente decisión del gobierno iraní de avanzar en el desarrollo de su programa nuclear, lo que preocupa a la comunidad internacional y en particular a sus vecinos.

En la expansión del modelo iraní dos factores son fundamentales, la defensa y promoción de la visión chiita del islamismo, en contraposición de la visión sunita liderizada por Arabia Saudita; y el radicalismo contra los valores occidentales, particularmente contra los Estados Unidos e Israel. Con estos elementos definitorios y la fortaleza de sus recursos la revolución iraní ha desplegado una compleja red de expansión internacional que, entre otros, incluye: el apoyo al dictador Bashar al-Ásad de Siria, la formación y financiamiento de los  movimientos: Hezbolá en el Líbano, Huti en el Yemen, inicialmente el movimiento Hamás en Palestina, en estos momentos a la Yihad Islámica; los movimientos chiitas pro iraníes en Irak.

Si bien la decisión expansionista está claramente presente desde los inicios de la revolución islámica y representaba uno de los proyectos fundamentales del máximo líder fundador el ayatolá Jomeiní. En los primeros tiempos, el enfrentamiento contra Sadam Husein, el rechazado dictador de Irak, calmó las preocupaciones de occidente, que apoyaban la estrategia contra Irak, la situación se va tornando más complicada en la medida que el expansionismo iraní va creciendo, agravando las tensiones en la conflictiva región del medio oriente. Pero las alarmas se encienden al avanzar en el desarrollo de un programa nuclear, que representa una grave amenaza a la paz y la seguridad en la región.

Frente al programa nuclear el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adopta duras sanciones, que fueron aplicadas con rigurosidad por los países occidentales y tímidamente apoyadas por China y Rusia. Frente al profundo aislamiento internacional, el gobierno iraní acepta la negociación internacional bajo el formato de 6+1, es decir, los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad junto con Alemania negociando juntos frente a Irán. El acuerdo fue suscrito en julio del 2015, con el objetivo de controlar y limitar el programa de desarrollo nuclear iraní.

Protestan por muerte de Qasem Soleimani. Foto: AFP

Pero desde la llegada de Donald Trump a la presidencia en los Estados Unidos la situación se ha complicado, ya en su campaña electoral rechazó el acuerdo y resaltó sus vinculaciones con Israel y Arabia Saudita, los mayores enemigos de Irán. Al asumir la presidencia una de sus decisiones ha sido la denuncia del acuerdo, el 09 de mayo del 2018. Para el Presidente Trump, tal acuerdo no representaba un límite efectivo al avance del programa nuclear y beneficia plenamente a Irán, en detrimento de los países de la región.

Frente a la dura posición del Presidente Trump, la teocracia islámica de Irán ha decidido fortalecer el modelo autoritario, sin considerar el rechazo interno que ha generado una creciente ola de protestas en todo el país, en la que se calculan unos 1500 manifestantes asesinados. Por otra parte, y no obstante la crisis económica que enfrentan, los líderes de la revolución despilfarran los escasos recursos en la expansión de su proyecto islámico.

Es evidente que la revolución islámica representa una amenaza para la seguridad internacional, además está asesinando a su pueblo. Lo que no está claro es la viabilidad de la estrategia del gobierno de los Estados Unidos para cambiar la situación existente. Las sanciones económicas unilaterales han demostrado en diversos escenarios, como Cuba o Venezuela, que pueden resultar paradójicas y beneficiar a los autoritarios, que las utilizan como instrumento de campaña. Adicionalmente, conviene el apoyo internacional para hacerlas más efectivas y reducir la capacidad de evasión.

Por lo pronto, el grave error del gobierno iraní, al abatir con un misil un avión ucraniano que había despegado del aeropuerto de Teherán, ha complicado aún más su situación tanto interna, toda vez que ha estimulado mayores protestas nacionales; como internacional, al involucrar a otros países en su contra, como es el caso del gobierno de Canadá, por la cantidad de sus ciudadanos muertos en el ataque.

Estamos conscientes que el multilateralismo, el diálogo, la negociación y la cooperación no viven su mejor momento; pues los autoritarismo buscan consolidar la concepción rígida de la soberanía, para evitar controles y limitaciones; empero, creo que podemos compartir que los gobiernos democráticos del mundo deberían actuar con mayor contundencia al evidenciar el expansionismo de los países autoritarios, con el objeto de mantener la paz, la seguridad y la defensa de los derechos humanos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s