Columnistas

Caracas de propietarios

JesusArmasPortada PDF compartir

Jesús Armas / 16 de abril de 2015

JesusArmas2Hace dos años en uno de tantos recorridos que hemos hecho por los sectores populares del municipio Libertador, nos encontramos con Andrés, un vecino de la tercera edad de la Cota 90,5 que nos decía “al final, lo único que tengo para dejarle a mis hijos es esta casa construida con mis propias manos, con el esfuerzo de una vida”.  Nos lo comentaba con melancolía y orgullo a la vez, sabíamos la tranquilidad que sentía al poder dejarles un techo a sus hijos.   Meses después, volvimos a pasar por el mismo sector y nos encontramos con la triste noticia de que Andrés había fallecido y hoy su hermano menor y sus sobrinos se disputaban la casa con sus hijos.

La familia nos pidió mediación y al seguir indagando en el asunto nos percatamos que ningún hogar de la comunidad tenía título de propiedad, a pesar de que había personas que, como Andrés, han vivido allí por más de 30 años.  Esta es la realidad de alrededor de un 50% de nuestro país que vive en zonas populares y tiene que sufrir el tener escaso o nulo acceso a servicios públicos y no  pueden heredar formalmente su casa a sus hijos.

El no tener acceso al derecho de propiedad hace que el valor del capital disminuya drásticamente y esto podría impactar por igual tanto a loJesusArmas3s sectores más vulnerables de la sociedad como a las grandes empresas.  Por ejemplo, en los años 90 La Compañía Peruana de Teléfonos (equivalente a la CANTV) se valuó en la bolsa de valores de Lima en $53 millones de dólares. Sin embargo, el Gobierno no pudo vender la compañía a inversionistas interesados porque se percataron de que el título de propiedad de la compañía y la misma ley de propiedad peruana no estaban realmente claros. En respuesta a esto el gobierno peruano organizó un equipo legal de alto nivel y se redactaron nuevamente los documentos cambiando el marco legal, garantizando de esta forma los intereses de las demás partes y creando confianza para permitir el crédito y la inversión. Unos años después, al finalizar este proceso la CPT  se vendió por $2 mil millones: 37 veces su anterior valuación en la bolsa.

Lo mismo sucede en los sectores populares de nuestro país, sin registros de propiedad, sus activos se comportan como capital muerto, totalmente inexistentes ante la banca, cerrándoles la puerta hacia el progreso a millones de venezolanos. Por el contrario, si estos bienes pasasen a la legalidad, podrían conectarse con el resto de la economía formal, dándoles la oportunidad de usar sus hogares como garantía para un crédito bancario, lo cual  sería el apalancamiento de miles de emprendedores para concretar sus negocios, además les permitiría una dirección responsable para el cobro de deudas e impuestos y ser la base para la JesusArmas4creación de servicios públicos confiables, de calidad que les permitiesen dar un salto en su calidad de vida y por supuesto algo tan humano como tener la posibilidad de heredar la propiedad a sus hijos.

La solución para este tipo de conflictos, se puede encontrar en iniciativas como la  ordenanza “Mi Propiedad”, impulsada en el Municipio Sucre por el Alcalde Carlos Ocariz y que más recientemente hemos intentado poner en práctica en el Municipio Libertador,  pero no hemos podido ser mayoría dentro del Concejo Municipal para poder llevar a cabo el sueño de convertir a Caracas en la ciudad de propietarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s