Carta del Director

¿Es posible un referéndum revocatorio este año?

Carta-del-director

PDF compartir

Caracas, 6 de mayo de 2016

Nadie va a una batalla que va a perder. Se toma la ofensiva cuando se tienen expectativas de triunfo, y cuando las expectativas no son buenas se le evita mientras sea posible.

Hoy, cuando todos los estudios de opinión coinciden en que un referéndum revocatorio estaría perdido para el Presidente Maduro, el gobierno, con la cooperación del CNE, ha logrado evitar ese campo de batalla ya por dos meses, cuando estamos apenas en el paso previo a una recolección de firmas para su convocatoria. Esto nos hace pensar que todo lo que viene será muy predecible, más de lo mismo, se seguirá jugando con las interpretaciones discrecionales de las reglas del juego de manera de  postergar el jaque mate, al menos por lo que queda del año.

Pero el tablero electoral no el único en donde se desarrollará este juego transicional, el gobierno también comienza a posicionar sus piezas en el otro tablero que inevitablemente se abrirá en la medida que el electoral se cierre. El tablero del que depende el control político represivo, en sus diferentes formas.

Es así como en la medida que el tiempo avance inexorablemente y los lapsos para llevar a cabo un referéndum revocatorio durante este año comiencen a lucir demasiado ajustados, es muy probable que tengamos una escalada de conflicto entre un árbitro electoral que tranca el juego, un gobierno que se pone de su lado, y una oposición que intentará su apertura por todos los caminos disponibles, incluidas movilizaciones como la que habrían ocurrido el 29 de Abril si no hubiesen entregado las planillas un día antes, y que mutó en un firmazo que movilizó a 1.850.000 electores. Ahora, con 1.850.000 personas que asumieron el riesgo de firmar tenemos una idea de la gente que estaba dispuesta a movilizarse, así como de cuántas podrían estarlo para las convocatorias siguientes, bien sea firmando o presionando para que el proceso revocatorio se concrete.

Ante este escenario, que parece inevitable si la oposición pretende hacer valer su promesa de cambio, vemos con preocupación la intención del gobierno de mantenerse en el poder mediante el uso de la fuerza y desconociendo los principios más elementales de un juego democrático que, aunque sea en sus apariencias, Chávez siempre se cuidó de mantener para adaptarse a las realidades que el mundo impone, aun a los autócratas, después de finalizada la guerra fría. Como contraste, vemos hoy intentos absurdos por intimidar en declaraciones publicadas por la prensa en las que se afirma que: “el CEOFANB identifica a oposición y a estudiantes como fuerzas enemigas”; “Lucena ejercerá “medidas penales” debido a la nueva agresión contra el Poder Electoral”; “Cabello demandará a diputados que han pedido activar la Carta Democrática”, entre otras de la misma especie.

En lo internacional, el escenario también se complica para el gobierno con un Secretario General de la OEA que pareciera animado a trascender activando la Carta Democrática contra Venezuela; la reiteración de las sanciones estadounidenses de parte del Senado norteamericano contra algunos personeros del gobierno venezolano por violación de derechos humanos, lo cual envía un mensaje muy poderoso a quienes aún no han sumado su nombre a esa lista, en el sentido de que la represión sí tiene costos; los cambios de balance político que se han dado por los últimos procesos electorales en América Latina en contra de los aliados del gobierno; y la evolución de la crisis política brasileña, cuyo desenlace puede ser un catalizador de la movilización político-social en Venezuela.

¿Es posible un referéndum revocatorio este año? La respuesta corta y a modo de conclusión es que solo es posible ganar en el tablero electoral si se sabe jugar en el segundo tablero, o sea en el represivo, que es el que le permite al gobierno evitar el referéndum y mantenerse en poder. En la medida que la presión aumente el gobierno se hará más dependiente de la represión, toca entonces aumentar los costos de cualquier intento por reprimir las movilizaciones que la oposición tendrá que convocar para lograr avanzar en el tablero electoral. Sin movilización no hay necesidad de usar la fuerza, y sin ello el control lo sigue teniendo el gobierno, aunque no tenga los votos, con un costo de represión igual a cero.

Benigno Alarcón Deza

Director

Centro de Estudios Políticos

Universidad Católica Andrés Bello

3 replies »

  1. Estoy de acuerdo con lo planteado por Benigno Alarcón. Sin embargo, me causa incomodidad que el planteamiento sólo esté centrado desde una plataforma electoral. Me explico, el planteamiento se hace desde el juego electoral, pero la presión y la movilización también se pueden hacer desde una perspectiva republicana (entendiendo ésta como la defensa de la CRBV o el Estado de derecho). Así, la dirigencia opositora podría unir fuerzas con la AN y la sociedad para exigir el cumplimiento del artículo 41 de la CRBV y presionar a Maduro para que no sólo que pruebe que es venezolano de nacimiento, sino también que renunció a la doble nacionalidad antes de ser presidente.

    ¿Por qué solemos pedirle a la democracia que defienda el Estado de derecho y la libertad (en todas sus formas) si no es menester de ella hacerlo? ¿Acaso nos olvidamos que la democracia es una FORMA de gobierno y no un SISTEMA político? Permitiéndome usar el planteamiento de Heidegger (espero que de manera correcta), en el sistema político de cualquier país la idea republicana es ontológica y la democracia es óntica, entonces ¿cómo podemos plantearnos un revocatorio si tenemos la convicción de que el objeto del mismo usurpa el poder? ¿Por qué no avanzar en las formas democráticas (que sea la AN elegida por el pueblo) y republicanas (suspender de sus funciones a Maduro hasta que demuestre que puede ejercer el poder Ejecutivo según el artículo 41 de la CRBV) como medio para restaurar el Estado de Derecho y la democracia en Venezuela? ¿Por qué a los analistas y a los políticos le cuesta tanto incluir el tema de la nacionalidad de Maduro en sus análisis y propuestas? ¿Por qué nos hemos autocensurado al respecto?

    Me gusta

  2. Situación y desenlace inéditos en Venezuela. Ya veremos como se despliega este asunto en el pais. La clave es Resistir, Persistir e Insistir y nunca desistir. El propósito y el objetivo es sacar a Maduro y al régimen fracasado del Poder. Ánimo. Vamos pues, con todo. Si se puede. Adelante con prudencia y fuerza.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s