Opinión y análisis

En PodCast: La no participación debe ir acompañada de otras acciones para una estrategia más efectiva

Extraída de Cambio 16

Polítika UCAB

En este nueva entrega del Podcast semanal, grabado en alianza con El Nacional, Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, aborda en su análisis, y con especial atención, la incidencia de la pandemia en los escenarios que surgen en torno a la elección del 6D.

En ese sentido, Alarcón se pregunta si realmente se está “aplanando la curva” como afirmó Nicolás Maduro en días recientes, una interrogante que sirve de marco para responder otra, propia de la disyuntiva que impone los comicios parlamentarios: ¿y si no votamos, qué hacemos?

Alarcón hizo referencia a un informe de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela, que sugiere la existencia de una importante opacidad en la información oficial de la propagación de la Covid-19, no solo por cifras ocultas, sino porque posiblemente no se tengan como consecuencia del escaso número de pruebas que se procesan diariamente y son “insuficientes para el rastreo efectivo de la epidemia y la estimación de su tamaño real”.

Alarcón señaló que el modelo de la Academia deja ver que más de 7.000 personas se estarían infectando cada día durante la última semana de agosto, y de mantenerse la situación actual y no implementarse medidas sanitarias más efectivas, para diciembre se alcanzarían los 14 mil casos diarios, con la consecuente duplicación de víctimas fatales.

Explicó que el régimen de Maduro parece ignorar la gravedad de la expansión de la pandemia, para generar una percepción de control, evitar el pánico, y realizar «contra viento y marea», las elecciones parlamentarias.

«Solamente así podrá iniciar el próximo año con la juramentación de los nuevos diputados el 5 de enero, y pasar la página de Guaidó, del G4 y de los cinco años de un parlamento adverso, en control de la oposición», destacó.

Entretanto, Alarcón apuntó que el país se debate entre dos opciones mutuamente excluyentes: votar o no votar. « ¿Y si no votamos, qué hacemos?», precisó.

«La gran mayoría de los partidos y líderes democráticos, así como de la comunidad internacional, y un 70% de los electores, de acuerdo a las encuestas más conservadoras, han descartado la opción de participar en la elección del 6 de diciembre, ante la evidente imposibilidad de avanzar hacia un cambio democrático», recalcó el analista.

Afirmó que la balanza se inclina a favor de la no participación, tal como lo expresan desde sus narrativas Guaidó y los partidos que le acompañan, los Estados Unidos, la Unión Europea, incluso Naciones Unidas, que afirman que ni las condiciones son aptas para unas elecciones libres y democráticas, ni los tiempos permiten considerar el envío de una misión de observación.

Pero, advirtió Alarcón, la abstención no debe ni puede limitarse a no hacer nada, debe entenderse como una forma de protesta o lucha por el derecho a elegir, y visibilizarse por otros medios o complementarse con otras iniciativas.

«La realidad es que la abstención sin ser acompañada de otras acciones es una estrategia tan pobre como la de participar en una elección que fortalece al régimen, sin tener un plan que sirva para voltear la jugada en su contra», alertó.

Para escuchar el PodCast aquí:

Categorías:Opinión y análisis

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s