Destacado

Las organizaciones de DD.HH reaccionan ante el dictamen del TSJ sobre la sede de El Nacional

Tomada de «Diario El Avance»

Polítika UCAB

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) le concedió al primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, la antigua sede de el diario ‘El Nacional’ como una compensación por el daño moral que le reconoció el órgano judicial en su dictamen. Ante esto, las organizaciones de derechos humanos han criticado el veredicto.

Por su parte, el periódico informó: «en un irregular y clandestino remate judicial, realizado en contravención a todas las reglas procesales que la ley venezolana obliga sean cumplidas para llevar a cabo este tipo de actos, el Tribunal Tercero de Primera Instancia Civil, Mercantil, de Tránsito y Bancario del Área Metropolitana de Caracas, a cargo de la jueza Lisbeth del Carmen Amoroso Hidrobo, hermana del contralor general de Nicolás Maduro, Elvis Amoroso Hidrobo, el pasado 27 de enero del presente año, sin haberse publicado de manera regular los carteles de remate en los que debe informarse públicamente el día, hora y monto mínimo para que los interesados hicieran sus ofertas, de espaldas a El Nacional y a su representante judicial, y sin la presencia de ningún testigo sino solo  del abogado del demandante, Alejandro Castillo Soto, le adjudicó directamente la propiedad de la sede de El Nacional y los lotes de terreno sobre los que esta se encuentra construida, a Diosdado Cabello Rondón».

La responsable interina de Human Rights Watch (HRW) para las Américas, Tamara Taraciuk, aseguró que este hecho «es un nuevo ataque a la libertad de prensa de Venezuela». Añadió: «esto es parte de una maniobra iniciada en 2015 para silenciar al periódico. En mayo 2021 allanaron su sede después de que el TSJ le ordenara pagar más de 13 millones de dólares en daños por la supuesta difamación a Cabello».

Reporteros Sin Fronteras (RSF) expresó su opinión al calificar el proceso judicial como «opaco y arbitrario» y condenó de forma categórica lo sucedido. Además, para la ONG esta medida es «extremadamente preocupante» y forma parte de una estrategia de control de Nicolás Maduro.

En su clasificación mundial de la libertad de prensa RSF tiene ubicado a Venezuela en el puesto 148, lo que quiere decir que, según esa clasificación, el país sudamericano es uno de los que menos libertad tiene para ejercer el periodismo y la censura afecta a gran parte de los medios de comunicación.

Categorías:Destacado, Noticias

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s