Destacado

Maduro: ante la presión, descomprimir

Tomada de La Voz

Alonso Moleiro

Si los sectores formales de la oposición  plantean que la presión política es la palanca para recuperar la limpieza en el panorama institucional del país, como había venido ocurriendo desde 2019,  Maduro y los chavistas hoy se defienden distribuyendo juego, adelantando conversaciones que traen consigo concesiones para calmar la sed del reclamo.  Se defienden de la presión adelantando maniobras para descomprimir

Luego de las comentadas aproximaciones entre Washington y Miraflores, el gobierno de Nicolás Maduro, a través de Jorge Rodríguez, está haciendo lo necesario para apropiarse de la agenda y los imperativos del diálogo político sin comprometer su presencia en el poder y sin verse forzado a cumplir acuerdos excesivos.

La inflexión hecha por la administración de Joe Biden le sirve a Maduro para asentar su cuestionada legitimidad atendiendo demandas parciales de sectores sociales y económicos, y adelantando una maniobra en la cual está planteada una apertura frente al resto del país. 

El acercamiento que ensaya el chavismo con la sociedad que le adversa trae consigo importantes revisiones programáticas, aún cuando probablemente sean temporales, y  busca salvar la presencia en el poder de la dirigencia revolucionaria para evitar asumir las consecuencias sobre la responsabilidad que tienen en la destrucción de la república. Algunos sectores opuestos al chavismo, particularmente en el mundo económico, azotados entre las insuficiencias y el agotamiento general de la conflictividad política, necesitados de soluciones para seguir existiendo, aceptan el deshielo propuesto con evidente beneplácito.

De esta manera, si los sectores formales que encabezan la oposición a Maduro  plantean que la presión política es la palanca para recuperar la limpieza en el panorama institucional del país, como había venido ocurriendo desde 2019, Maduro y los chavistas hoy se defienden distribuyendo juego, adelantando conversaciones que traen consigo concesiones para calmar la sed del reclamo.  Se defienden de la presión adelantando maniobras para descomprimir.

En lugar de verse forzados a habitar la indeseable zona de los acuerdos con arbitrio internacional que estaba planteada en México, el gobierno chavista viene entonces a ofrecer aquello que casi toda Venezuela tiene rato implorando: rectificaciones económicas, un trato diferente al sector privado, un tono convocante, un pacto de mínimos con los gobernadores electos y una aproximación a los sectores moderados que fortalezcan el compromiso colaboracionista. Un compromiso resignado y “realista”.  El gobierno devuelve bienes expropiados y deja para más adelante la guerra contra sus enemigos. Un “ganar-ganar” donde el primero que gana sea aquel que reparte las cartas y detenta al poder.

Es una jugada astuta, que, en cualquier caso, ya ha sido llevada adelante en otras ocasiones. Lo que está tratando de hacer Maduro es lo mismo que hizo Hugo Chávez luego de triunfar en el referéndum revocatorio de 2004, cuando se disponía a iniciar la tregua política que terminaría en enero de 2007:  calmar al país que lo había desconocido en aquel entonces adelantando concesiones para recuperar la gobernabilidad.

El gobierno demócrata de Estados Unidos inicia una nueva terapéutica para pararse frente a la realidad extra constitucional del chavismo. La revisión hecha ha puesto a circular el tablero político nacional y podría generar nuevos desarrollos para intentar comprometer al gobierno de Maduro a jugarle limpio a Venezuela. Con la zanja abierta, sin embargo, crecen los riesgos en torno a una entronización definitiva del chavismo como proyecto en el poder, independientemente de los gravísimos daños causados a los fundamentos de la república y el imperdonable fraude producido a la confianza popular.

Pero como la estrategia opositora actual, expresada en la Presidencia Interina, está haciendo aguas por todos lados, la única realidad que se impone es esta. La realidad de los hechos.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s